Sin pelo y repleta de sarna mira a una mujer suplicando ayuda, pero parecía un caso imposible

Durante meses, Gardenia estuvo vagando por las calles de Houston, en Texas, tratando de sobrevivir. El estado de esta perrita era muy deplorable, tenía mucha hambre, sed y había perdido todo su pelaje.

Gardenia solo quería encontrar a alguien que la ayudara a superar su dramática vida, fue entonces cuando una noche vio a una mujer en un estacionamiento y decidió arriesgarse.

Se acercó a la desconocida con una mirada de súplica, quien se compadeció de ella y tras darle algo de comida le puso una correa en el cuello.

La mujer publicó un video de Gardenia en Facebook para buscar un hogar de acogida para los cachorros extraviados. Caitie Evers inmediatamente vio el vídeo y se puso en contacto.

«Me han conocido como la fanática de los casos de sarna. La gente siempre me envía o etiqueta en cualquier publicación sobre un perro callejero con sarna», dijo con Caitie.

Caitie sabía que la apariencia de Gardenia podría asustar a muchos, pero lo más probable es que escondiera a una dulce perrita que sólo quería ser amada.

Sin dudarlo la recogió y la llevó a casa a descansar.

“Cuando los recoges de la calle así, todo lo que quieren es dormir, así que la puse cómoda y la llevé al veterinario de inmediato», agregó Caitie.

Los veterinarios descubrieron que padecía sarna demodéctica, una forma no contagiosa de la enfermedad de la piel que se puede tratar con medicamentos.

“Tenía sarna por todas partes de su cuerpo, así como infecciones secundarias, claramente había estado así durante un tiempo. Toda su espalda estaba en carne viva», reveló Caitie.

Mientras Gardenia sanaba estaba claramente incómoda con una gran comezón.

«Ella era muy tímida al principio, simplemente estaba ahí pasando el tiempo. No jugaba, y tampoco se acurrucaba”, dijo Caitie.

Afortunadamente, con antibióticos y baños medicinales poco a poco el pelaje de Gardenia comenzó a crecer nuevamente.

“La pobre perrita se veía muy triste. Parecía que odiaba la vida y se había rendido», agregó Caitie.

A medida que pasaron las semanas, Gardenia comenzó a sentirse mejor y su personalidad comenzó a brillar, y aquella perrita introvertida pasó a ser muy espontánea.

«Se convirtió en una perrita muy divertida. Le encanta saltar, jugar y se enamoró de mi pastor alemán», dijo Caitie.

Caitie sabía que ya era hora de pensar en encontrar un hogar definitivo para Gardenia, y pronto su amiga Bri Tripaldi mencionó que estaba interesada en conocer a la perrita.

«Durante las primeras dos semanas era muy difícil saber si había un cambio. Ahora es tan esponjosa y hermosa», dijo Caitie.

Bri y su prometido habían estado siguiendo la historia de Gardenia desde el principio y sabían que ella sería la mascota perfecta para su familia.

«La vi salir de su caparazón y convertirse en la perrita más dulce. Nos enamoramos instantáneamente», dijo Bri.

Ahora, Gardenia no solo se ve, sino que actúa como una perrita completamente nueva. Su vida se ha transformado para mejor.

De camino a su casa Bri supo que Gardenia era la indicada, y nosotros nos unimos a la celebración de su adopción compartiendo su emotiva historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!