¿Pueden las mascotas llegar a desarrollar alergias hacia sus dueños?

A menudo escuchamos sobre personas que son alérgicas a los gatos o perros; de hecho, se estima que el 10% de la población lo sea. Esto ocurre porque en la piel de los animales se acumula caspa, el pelo de los perros y gatos, e incluso las plumas de las aves que podemos tener como mascotas, las retienen y en el momento que sacuden las liberan, luego mediante la respiración entran a nuestro organismo, ocasionándonos alergias. Pero, ¿puede ocurrirles lo mismo a ellos y que desarrollen alergias hacia nosotros? La respuesta es, sí.

Nosotros también producimos caspa que ingresan al organismo de nuestros peludos compañeros.

Según Raelynn Farnsworth, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Washington, incluso los perros pueden desarrollar alergia por los gatos o viceversa. Y de acuerdo a Becca Falender, veterinaria del Hospital de Especialidades y Emergencias Veterinarias DoveLewis en Portland, Oregon, es muy raro que ocurra, pero definitivamente puede suceder.

¿Cómo nos podemos dar cuenta de que nuestra mascota está sufriendo alergias?

Los signos y síntomas de alergia en los animales se reflejan principalmente en la piel, pueden estar perdiendo el pelo o presentando zonas enrojecidas que los hace rascarse y frotarse exageradamente, patas y orejas principalmente. En menores casos, pueden tener ojos enrojecidos y estornudar algunas veces. Sin embargo, esto no quiere decir que sea alérgico a ti, pueden estar desarrollando alergias a algún producto o algún alimento, por lo que siempre una visita al veterinario es la mejor decisión.

Esto quiere decir que si mi mascota es alérgica a mí, ¿debo darlo en adopción?

No, aunque tengamos algún agente que les cause alergia a nuestras mascotas, no tenemos que despedirnos de ellas. Los veterinarios siempre recomendarán la mayor limpieza posible, sobre todo en el área de descanso del animal y comenzarán un tratamiento. Pueden ser algunos medicamentos antinflamatorios y algunas gotas o inyecciones que los ayuden a inmunizarse.

Así que no te preocupes, puedes tener a tu mascota contigo mucho tiempo más.

TheDodo / NationalGeographic

Esperamos que tu mascota nunca sea alérgica a ti, pero si llega a ocurrir, ¡no te preocupes!, ya sabes todo lo que tienes que hacer. Aunque mantener una limpieza profunda en la casa pueda ser difícil, ayudará a que todos los miembros del hogar se sientan bien. Lo que no garantizamos es que el gato no finja estornudos con la esperanza de deshacerse del perro con la excusa de ser alérgico.

Comparte esta información, quizás la mascota de alguno de tus conocidos está sufriendo alergias y de esta manera lo puedes ayudar.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!