Centenares de conejos salvajes y domésticos contraen un virus mortal que se propaga rápidamente

La pandemia de coronavirus ha causado estragos en el mundo cobrando la vida de 328 mil personas y dejando a más de 5 millones de pacientes infectados, algunos con graves secuelas. Además, la economía se ha visto severamente afectada por las medidas de aislamiento.

En esta época tan dura, surgió un peligroso virus que está afectando a los conejos y deja en riesgo a su especie.

Es alarmante que cientos de conejos salvajes y domésticos estén muriendo a causa del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo tipo 2 que se está expandiendo por los Estados Unidos.

La enfermedad hemorrágica del conejo surgió por primera vez en China en 1984, y la cepa actual, el virus tipo 2, se detectó inicialmente en Francia en 2010.

Pero no fue sino hasta el pasado mes de marzo que se detectó por primera vez en los Estados Unidos.

Actualmente el brote ha acabado con la vida de casi 500 conejos domésticos solo en uno de los 6 estados afectados, Nuevo México, Texas, Arizona, Nevada, Colorado y California.

Es un virus muy contagioso y puede transmitirse a través de las heces de los conejos, así como a través de los insectos que entran en contacto con estos animales.

La situación es muy preocupante, aunque expertos en la vida silvestre aseguran que el virus no es transmisible a los humanos y que no tiene conexión con el brote de COVID-19.

Pero al igual que el coronavirus, esta es una enfermedad extremadamente contagiosa y puede transmitirse a través de portadores asintomáticos.

El Departamento de Agricultura estima que hay alrededor de 6,7 millones de conejos como mascotas, y es por ello que los expertos instan a los dueños de conejos domésticos a mantenerlos en el interior de las casas para minimizar los riesgos de infección.

Este virus puede causar convulsiones, fiebre e hinchazón y hemorragias internas. Algunos de los conejos que han perdido la vida presentan sangre cerca de la nariz y la boca.

Según Matt Gompper, ecólogo de enfermedades y jefe del Departamento de Ecología de Peces, Vida Silvestre y Conservación, las plantas en las que pastan los conejos infectados pueden crecer demasiado, y los depredadores tales como zorros, leones, linces van a perder parte una importante fuente de alimentación.

«Los conejos, dondequiera que se encuentren, tienden a tener un buen impacto en su entorno. Las consecuencias del virus serán muy dramáticas y se verán reflejadas en grandes cambios ecológicos que aún se desconocen», agregó Matt.

No se ha difundido el número exacto de muertes causadas por el virus de la enfermedad hemorrágica del conejo tipo 2, pero los expertos advierten el peligro para la población de esta especie, mientras que tratan de descubrir cómo se ha extendido este brote.

«Hay rumores sobre el transporte subterráneo de conejos, y de personas que importan conejos de Europa. Nuestra preocupación es que uno de estos animales portadores del virus haya muerto en el transporte y alguien lo haya lanzado infectando a los otros conejos salvajes”, dijo el veterinario Ralph Zimmerman.

En medio de esta terrible situación hay una esperanza, y es que las vacunas contra el virus están disponibles en Europa, ya algunos estados están presionando para que sean aprobadas en los Estados Unidos urgentemente.

Ayudemos a mitigar los efectos de este nuevo brote que puede acabar con la población de estos tiernos animalitos compartiendo esta información.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!