Millonario gasta toda su fortuna rescatando del mercado de carne a miles de perritos

Incluso un gran millonario es capaz de derramar lágrimas y padecer a causa de la pérdida de una mascota a la que se ha amado con todo el corazón. Wang Yan es un hombre adinerado chino que renunció a su fortuna tras haber perdido a su perrito, en el 2012.

Este millonario se ha dedicado al cuidado de los perritos sin hogar desde que se extravió su amada mascota

Millonario

El comercio de perros en Asia es un tema que preocupa a muchos. Organizaciones, voluntarios y personas con sensibilidad hacia los animales han tomado conciencia de esta realidad y cómo ella repercute en el destino de miles de animales.

Millonario

Muchas personas no aceptan que los perros formen parte de un mercado malvado, en el que se comercia con ellos con fines alimenticios. Por eso, personas como el millonario chino Wang Yan se han tomado muy en serio el rescate de mascotas, con la finalidad de ofrecerles un futuro mejor.

Wang conoció de cerca los horrores de los refugios de perros en China


La historia de Wang se remonta a unos tres años atrás. Un día este empresario estaba paseando por un parque de China en compañía de su mejor amigo: un perrito. De pronto, el sonido de un camión que transitaba por la calle puso a la mascota muy nerviosa y huyó.

Wang hizo todo lo posible por encontrar a su perro, pero todos sus esfuerzos fueron en vano. Como parte de su búsqueda, el empresario tuvo que visitar numerosos refugios de mascotas, con la esperanza de hallar allí a su compañero. Lo que encontró, fue mucho peor.

Miles de perros en China van a parar al comercio de la carne

Wang se hizo consciente de la dura realidad que viven los perros de China. En los albergues, viven en condiciones realmente deplorables, pero hay algo peor que eso: muchos de ellos eran vendidos para el comercio de la carne.

Puede que Wang nunca más volviera a encontrar a su amigo, pero entendió que ahora su misión era otra: tenía en sus manos el poder de salvar a miles de vidas y no estaba dispuesto a desaprovechar esta oportunidad.

Wang decidió que invertiría su fortuna en salvar la vida de otros

Wang creó la fundación Changchun Animal Rescue Base y compró una fábrica abandonada, para acondicionar sus instalaciones y transformarla en un refugio para mascotas, en el cual los perros pasan una temporada mientras se recuperan y son ubicados en hogares para siempre.

Una de las primeras cosas que hizo Wang fue visitar a carniceros. Les pagó el doble por cada perro y comenzó a salvar la vida de estos animales, librándolos de terminar en un plato de comida. Poco a poco la labor de este hombre se fue extendiendo, al punto que hoy en día ha salvado a más de 2 mil animales.

Un veterinario se encarga de atender a diario todas las mascotas que Wang y sus voluntarios pueden rescatar en su incansable labor.

Hasta el momento la fundación de Wang ha salvado a 2000 perros

Muchos de estos perros llegan al refugio de este hombre faltos de peso o con enfermedades crónicas. Para poder ser ubicado en hogares, los animales se ponen en tratamiento hasta que están en óptimas condiciones y listos para iniciar una nueva vida.

Wang asegura que siempre tienen centenares de perros en el refugio, muchos de ellos procedentes del comercio de la carne en China. Afortunadamente el trabajo de los voluntarios ha dado frutos y una gran parte de la población de perros rescatados han encontrado su hogar.

Puede que muchas personas inviertan su fortuna en viajes o bienes, pero Wang ha decidido poner su dinero en una obra que lo hace feliz y trae bienestar a otros. Para este hombre, salvar a cientos de animales en China está por encima de cualquier precio.

Si tú también crees que la felicidad de una mascota no tiene precio, entonces súmate a la bella labor que Wang realiza a diario. Tú también puedes aportar tu granito de arena desde donde estás.