Muere el coyote que se hizo viral tras ser rescatado por una joven que lo confundió con un perro

Los animales son seres especiales que vinieron al mundo con una finalidad y propósito. El amarlos, cuidarlos y ser solidarios con ellos cuando nos necesitan habla muy bien de una persona. Tal y como ha ocurrido con la joven de Tamaulipas que cuidó hasta el final a un animalito que necesitó de su ayuda.

Pancho fue rescatado por accidente

Andrea Athié es una joven trabajadora pública y amante de los animales que vive en Tamaulipas, México. En días pasados, Andrea venía conduciendo cuando el auto que iba delante de ella atropelló a un animalito que cruzaba la carretera en el libramiento Naciones Unidas, Ciudad Victoria.

Pensaron que era un perrito

El conductor no se detuvo, pero la joven al ver tal muestra de inhumanidad bajó del automóvil para auxiliar al animal.

De lejos, pensó que se trataba de un perrito, pero una vez cerca, se percató de que era un coyote. Aun así, la joven decidió ayudarlo, y el animalito fue bautizado como Pancho.

Andrea contactó a su amigo y compañero de trabajo Gibran Estrada para que viniera a apoyarla. El chico la ayudó a trasladar al animalito.

También se comunicó con su amiga Gaby Frías que colabora con ella en Stella de Luz, un grupo de ayuda a personas de escasos recursos y animales sin hogar. Llevaron al coyote al Centro Médico Veterinario Pets Pro donde un veterinario lo revisó y se hizo cargo.

El rescate de Pancho se hizo viral

Pensó que había rescatado a un perro herido pero en realidad era un coyote.Alejandro Athie contó en las redes que su hermana Andrea era la protagonista de la historia. Había rescatado a un animal y al pensar que era un perro herido, en realidad se trataba de un coyote salvaje.Fue por esa razón por la que Andrea, que transitaba la carretera que conecta Ciudad Victoria con Monterrey, decidió detenerse en su camino y bajar a auxiliar al animal. El "perro" reaccionó amistosamente, por lo que la mujer no dudó en subirlo a su automóvil y llevarlo al veterinario.Fue el especialista quien le comunicó que el supuesto perro no era tal.Al coyote lo apodaron Pancho, y la chica que lo rescató relató que el animalito inicia un tratamiento para ver si puede recuperar la movilidad de sus piernas ya que presentaba fractura en una de sus patas a consecuencia de un atropello que sufrió.NOTA COMPLETA: http://bit.ly/2nwRKNE

Publiée par Forte News sur Mardi 1 octobre 2019

“El diagnóstico fue trauma medular agudo secundario a traumatismo. Tiene la médula dañada y una vértebra destrozada,” dijo Gaby Frías.

Gaby estuvo molesta por los comentarios de burla de algunos usuarios en las redes, cuando su amiga confundió a Pancho con un perro.

“Porque se enfocaron en la confusión inicial de mi amiga quien pensó que era un perro, en lugar de ver la historia completa y sensibilizar a los ciudadanos sobre ayudar a los animalitos, porque también son seres vivos”, dijo Gaby.

El caso es que a pesar de los cuidados médicos el animalito no mejoró, su cuadro clínico empeoró, no estaba respondiendo como se esperaba y no quería comer.

“Desgraciadamente el día de ayer en la noche Pancho ya no pudo continuar luchando con nosotros. Se hizo todo lo humanamente posible hasta el último momento y siempre se buscó que saliera adelante con la mejor calidad de vida posible, y que no sufriera”, escribió Andrea.

El cuerpo de Pancho será cremado y sus restos colocados en una urna biodegradable para posteriormente ser inhumado.

Andrea resaltó el gran esfuerzo y empeño que puso el equipo médico para tratar de salvar al animal mientras estuvo internado.

“Cada día se intentó que reaccionara favorablemente con el tratamiento, se le hacían ejercicios en sus patitas, se le trató con todo el amor que teníamos hacía él y en todo momento se buscó solo su bienestar y que saliera adelante”, comentó la triste Andrea.

Sin duda alguna esta joven hizo lo que pudo y estuvo a su alcance para que Pancho pudiera salvarse.

“Pancho llegó aquí para demostrarnos que aún podemos, sigamos generando este tipo de acciones, ayudemos al que lo necesite, con pequeños actos cambiamos muchas cosas”, concluyó Andrea.

¡Qué acción tan hermosa y desinteresada! Aún hay personas que aman a los animales y son capaces de todo por su bienestar.

Comparte esta emotiva e inspiradora historia con todos tus amigos, y seamos compasivos con los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!