Muere Kreole, el famoso perrito que arriesgó su lomito rescatando víctimas en terremotos

La lealtad y fidelidad de los perros es inagotable y única, y su fuerza, energía y valentía los hace a todos capaces de llevar a cabo actividades increíbles, localizando personas perdidas en accidentes o desastres, cadáveres, incluso sustancias prohibidas.

Algunos, además, ayudados por sus características y capacidades físicas como la altura, el peso, destreza, rapidez y agilidad, unidas al desarrollo de sus sentidos, se convierten en unos auténticos superhéroes que cargan con toda la responsabilidad en las labores de rescate extremas.

Siempre a la vanguardia de las emergencias nacionales más críticas ocurridas en la nación italiana, desde el terremoto de Amatrice, en el año 2016, hasta el ocurrido en Génova el pasado mes de abril, estaba Kreole.

Un extraordinario ejemplo de nobleza en cuatro patas al servicio de los bomberos de Perugia, y quien desafortunadamente acaba de fallecer.

Kreole fue todo un héroe

El hermoso e inteligente perro de montaña fue el responsable de salvar numerosas vidas humanas durante los movimientos sísmicos ocurridos en Amatrice e Ischia; jugó un papel fundamental en el colapso del puente Morandi, así como intervino en varios eventos en su natal Umbría, siempre listo para ayudar.

Después de 8 años de excelencia y honorable servicio, una grave enfermedad incurable se lo llevó en unas pocas semanas, justo cuando estaba a punto de cumplir su primera década de vida.

Como un presagio, o una triste casualidad, la muerte le sobrevino cuatro años después del terremoto que asoló el centro de Italia y en el cual fue protagonista junto a su equipo de bomberos.

“Una caricia para este sujeto tan talentoso y dotado de gran simpatía. Adiós, Kreole”, escribieron sus colegas.

Quién sabe, quizás Kreole solo se divertía en su trabajo y probaba sus habilidades, que no eran pocas. De seguro nunca se creyó un héroe, o algo parecido, más bien complacía a su fiel amigo y director del cuerpo de bomberos de Perugia, Massimo Mancinelli, quien luego del derrumbe en Génova, comentó que cada víctima hallada le hacía pensar en los deudos.

“Cada vez que tu perro encuentra una víctima, el primer pensamiento es para su familia, para su sufrimiento. Tengo dos hijos de 10 y 16 años y no puedo evitar quedarme impresionado por los niños. Gracias a su formidable nariz, Kreole pudo encontrar incluso a los más pequeños”, dijo.

Por su parte, Fabrizio Caira, otro bombero del Núcleo Canino de Umbría compartió varias imágenes de Kreole en sus cuentas de las redes sociales, dos de ellas en compañía de Mancinelli.

“Es difícil escribir sobre la muerte de un perro cuando fue parte de nuestra vida profesional y privada durante muchos años. Nos dejó un compañero de equipo y un compañero de vida que se une al grupo de amigos y compañeros de cuatro patas que ya se han ido a un paraíso particular desde donde nos protegerán por siempre”, escribió Caira.

Ciao KREOLE…. È difficile scrivere parole per la morte di un cane quando ha fatto parte della nostra vita…

Publicada por Caira Fabrizio en Lunes, 24 de agosto de 2020

Los rescatistas no trabajan solos, los perros de rescate, también llamados perros binomio, son parte fundamental de las tareas de búsqueda de sobrevivientes en un desastre natural. Son llamados así debido a la estrecha relación de confianza y empatía que comparten con los humanos.

Definitivamente, los perros de rescate se han ganado nuestra admiración a pulso, a través de su valiosa contribución y entrega incondicional, dedicada a salvar vidas humanas. Comparte esta historia con tus familiares y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!