Muere un caballo trágicamente en la Feria de Abril de Sevilla

En plenos festejos de la Feria de Abril de Sevilla se sucedió un trágico hecho que tiene como raíz la imprudencia y la indiferencia del ser humano. Un caballo se desvaneció y murió en la calle ante los ojos de cientos de personas que querían salvarlo.

Su dueño no le había dado de comer ni de beber en todo el día y el animal ya presentaba una dolencia estomacal. El servicio de coordinación de emergencias del Ayuntamiento de Sevilla ha comunicado que falleció víctima de una enteritis previa (cólico).

La gente vio morir al caballo frente a sus ojos.

Los asistentes a la Feria se conmocionaron ante el hecho, que fue dado a conocer por Emergencias de Sevilla, que ha informado desde su perfil de Twitter que se va a denunciar al propietario del caballo por lo ocurrido.

El animal participaba del famoso paseo de caballos y enganches, uno de los máximos atractivos de esta fiesta, un espectáculo de gran belleza que aúna la magnificencia de los equinos con el esplendor de los carruajes, convertidos en auténticas obras de arte.

Este domingo, precisamente el Real Club de Enganches de Andalucía celebraba su XXXIII Exhibición en la plaza de toros de la Maestranza, un concurso en el que participan los carruajes más representativos y espectaculares, que después enfilarán hacia las calles del Real. Se realizó desde alrededor las 10.00, comenzando con la llegada de los participantes a la plaza por la calle Antonia Díaz, el Paseo Colón y la calle Adriano.

Pero eran cerca de las 7 de la tarde cuando el pobre animal colapsó en la calle y la gente, preocupada, le alcanzaba agua, lo acariciaba y trataba de levantarlo, después de quitarle todas las correas que lo aprisionaban.

La joven que ha difundido el vídeo es una voluntaria de Ayandena-Asociacion Ayuda Animal Y Defensa Natural, y contó que cuando se produjo el suceso había entre 17 y 20 grados, el cielo estaba nublado y caían algunas gotas de lluvia. Es decir que no estaba caluroso.

El caballo tiraba de un carruaje, donde estaba su dueño que se defendía diciendo que “estaba tirando de un carruaje simplemente”. Pero el caballo ya no podía estar de pie.

Desde el pasado año, la Feria de Abril de Sevilla dura siete días y ocho noches y aunque para muchos es demasiado, para otros, las horas se quedan cortas.

Tras el terrible incidente, la Policía ha elevado la correspondiente denuncia y ha pedido a los propietarios de caballos que comprueben su estado antes de ir con ellos al recinto ferial.

Además, ha instado a que los alimenten y les den de beber, sobre todo en función del aumento de las temperaturas que se espera para los próximos días en Sevilla.

El Servicio de Emergencias ha querido concienciar a la población de la necesidad que tienen los animales de beber asegurando que hay abrevadores en el recinto, y si se encuentran mal, hay veterinarios que pueden revisarlos.

¿Qué piensas de todo lo sucedido? ¡Comenta y comparte!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!