Sale a la luz la sed de dinero que mueve la crueldad animal detrás de las granjas de pieles

Desde la Prehistoria, las pieles de animales fueron usadas por nuestros antepasados, ya que en ese entonces no tenían más recursos para protegerse de las inclemencias del clima.

Hoy en día, el humano es supuestamente más evolucionado, ya que gracias a la tecnología ha podido idear textiles que son mucho más efectivos protegiendo al frágil cuerpo humano del frío extremo.

Sin embargo, en su infinito narcisismo, el hombre ha continuado torturando y matando animales por su piel, ya no como una necesidad, sino como un lujo.

Prueba de ello han sido unas horrendas y más que repudiables imágenes captadas por la Humane Society International en una granja de pieles en la helada Finlandia, donde animales desesperados se arrojan contra los barrotes de las jaulas, mientras bailan pisoteando a un zorro descompuesto y a un visón desgarrado en pedazos.

Animales vivos y muertos conviven en la misma jaula

Demás está decir que un espectáculo tan dantesco pone de manifiesto la extrema saña y desprecio con que son tratadas las vidas de estos pobres seres, exponiendo la naturaleza de la industria peletera, que tan solo en el Reino Unido, genera ganancias por encima de los 820 millones de libras esterlinas al año (985 millones de euros).

Por su parte, en una especie de doble moral que solo tiene su explicación en los astronómicos ingresos que atrae este oscuro negocio, las granjas de pieles fueron vetadas en el Reino Unido hace ya un par de décadas, pero no así su importación. Y Finlandia ostenta el segundo lugar en la exportación de pieles animales a nivel mundial.

“Alrededor de dos millones y medio se mantienen así y se matan cada año por el comercio de pieles del que forma parte el Reino Unido”, aseguran los proanimalistas.

En el triste video se observa a un zorro en tal estado de descomposición, que los huesos sobresalen de su piel, además de una serie de jaulas electrificadas atiborradas de animales desesperados, incluso cachorros colgados de los barrotes y maniatados en sus cuatro extremidades. Esto es perversidad, es un sufrimiento sencillamente inaceptable que todos debemos reprobar.

Crías totalmente asustadas sufren maltrato diariamente

Se sabe que al menos el 85 por ciento de las pieles que se usan en la industria, provienen de animales criados en granjas de este tipo, cuyos procesos de “producción” son muy similares en todo el mundo.

El restante 15 por ciento son animales silvestres que son capturados con trampas que no distinguen el daño que causan a cualquiera que tenga la mala fortuna de caer en ellas, sean animales domésticos, perros, gatos e incluso, por qué no, alguna especie en extinción. Más grave aún, los mataderos usualmente son negocios familiares donde participan niños.

Tal vez estas nefastas escenas tomadas en 13 granjas entre abril y octubre de este año, muevan a los gobiernos, tanto del Reino Unido como del resto del planeta, a prohibir completamente las importaciones de pieles de animales y acabar con tanta injusticia y sinsentido en el trato a los seres vivos. Está por verse.

¿Crees que ellos merecen ser tratados así? Por cada abrigo que compres estarás sentenciando a un animalito a una muerte horrible. Debemos tomar conciencia acerca de la necesidad de dar un freno a la industria del mercado legal o ilegal de pieles y decir un claro y contundente ¡no! al trato indigno hacia nuestros simpáticos compañeritos del reino animal.

Comparte esta aleccionadora historia con tus familiares y amigos y apoya la supervivencia en libertad de todos los seres vivos, ellos no tienen voz, nosotros somos su voz y no debemos quedarnos callados

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!