Gracias a la cámara de seguridad descubre el serio aprieto en el que se había metido este animal

Los coyotes son miembros de la misma familia que el perro, considerados salvajes y traviesos, tienden a encontrarse en América del Norte. Estos animales son caracterizados por meterse siempre en problemas a la hora de buscar comida. Desafortunadamente, repitiendo la mala fama de estos animales, un coyote se lesionó al ir tras de un roedor para su cena.

Mediante una cámara de seguridad instalada en una vivienda localizada en California, Estados Unidos, una mujer dio a conocer imágenes de un coyote que se encontraba atorado con lo que al parecer era un tubo de plástico muy fuerte alrededor de su cuello. Supuso que el coyote se encontraba cazando a un roedor en una zona de construcción, y fue en ese momento en que se hirió a él mismo.

La dueña de la casa es una amante de los animales, y en vista que este coyote necesitaba ser auxiliado, decidió llamar al Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California, para que le prestara la ayuda necesaria al pobre animal.

Desafortunadamente, para el momento en que la organización vio el metraje, estaba empezando la temporada de cría de los coyotes; y no se sabía con exactitud si este coyote en particular contaba con cachorros, lo cual era un riesgo, ya que los coyotes bebés pueden morir de hambre al llevarse los rescatistas consigo a la madre, así que la organización decidió esperar un tiempo.

Después de un mes, la dueña de la propiedad volvió a ver al coyote; pero en esta ocasión, el animal se encontraba en un estado deplorable. El coyote, seguía con el tubo alrededor de su cuello y claramente se podía ver que estaba herido, de igual manera, se notaba que presentaba un estado de desnutrición.

En esta segunda llamada al Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California, al conocer el estado actual del animal, decidieron actuar con ayuda del Fondo para los Animales del Centro de Vida Silvestre. El equipo de rescatistas, acudió de inmediato a la casa de la mujer, e instalaron trampas para atrapar al animal. Le tomó aproximadamente tres semanas al equipo para que el coyote cayera en una de las trampas.

Logrando el principal objetivo, el animal fue trasladado al centro de rescate, donde le fue quitado el tubo del cuello. En su primera noche, el animal no quiso ni probar un bocado de comida, se notaba que estaba muy enferma, pero gracias a los cuidados brindados, el coyote llegó a mostrar mejoría.

“Se está recuperando notablemente bien, dada toda su situación. Está comiendo y bebiendo bien, el equipo y yo estamos seguros de que obtendrá una gran recuperación”, expresó un miembro del Fondo para los Animales del Centro de Vida Silvestre.

Los rescatistas del recinto piensan que el coyote necesitará de varias semanas más para que sus heridas sanen completamente y así poder liberarla lo más pronto posible.

Afortunadamente, este animal cayó en las manos indicadas y contó con grandes personas que estuvieron a su disposición.

Sí deseas realizar algún donativo al Fondo para los Animales del Centro de Vida Silvestre, lo puedes hacer por aquí.

Humane Society of the United States

Si llegas a ver a un animal herido, no dudes en llamar a las autoridades correspondientes para así brindarle la ayuda necesaria. ¡Recuerda compartir esta noticia con todos tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!