Mujer no entiende nada al descubrir a su gato enfrentándose a su «gemelo idéntico» perdido

Cuando se trata de nuestra mascota, resulta imposible pensar en la posibilidad de que exista otra tan dulce y esponjosa como la nuestra, o que incluso tenga el mismo pelaje y los mismos bigotes.

Devi Larsen jamás imaginó que su travieso gato se encontraría con su doble y tampoco imaginó que reaccionaría de una forma tan inesperada.

Pensó que su gatito era único en el mundo

Devi Larsen siempre ha creído que su gato Loki es único en su especie y que además posee un gran carisma que hace que todos caigan por sus encantos y le den todo el amor que merece.

«Cuando las personas a las que no les gustan los gatos vienen, él siempre cambia sus opiniones sobre ellos, ya que es muy social y ama conocer gente nueva», mencionó Devi.

Además de su carisma, Loki es bastante travieso. Desde que era un pequeño gatito, Loki ama jugar al aire libre y está fascinado con el exterior. Cada vez que se le presenta la oportunidad, sale corriendo por la puerta e inmediatamente se tiende en el suelo o incluso come hierba.

Devi Larsen nunca se ha sentido cómoda al permitir que Loki explore demasiado lejos de casa. Así que para mantener feliz a su gato, se comprometió a atarlo con una correa cada vez que lo dejara relajarse en el patio.

El mes pasado, Devi Larsen estaba dentro de casa atendiendo una llamada de trabajo cuando escuchó gruñidos provenientes del patio e inmediatamente corrió a ver qué pasaba. No podía creer lo que veía: dos gatos esponjosos grises se estaban enfrentando. Al principio, creyó que estaba viendo doble.

«¡Nunca antes había visto a otro gato como Loki en nuestra área, así que cuando salí y vi la escena enfrente de mí, ¡estaba extremadamente confundida! ¡Me tomó un minuto procesar que uno de estos no era mi chico!», señaló Devi Larsen.

Son idénticos

Todo parecía indicar que ninguno de los gatos estaba feliz por encontrarse con su doble. Antes de que Devi Larsen pudiera hacer algo para separarlos, las cosas empeoraron y Loki, que se deslizó de su correa, se lanzó hacia el otro gato más rápido que en toda su vida. Afortunadamente, pudo separarlos y aunque ninguno de los gatos resultó herido, ella terminó con bastantes rasguños.

«Por lo general, es bastante bueno con otros animales, ya que se lo hemos fomentado bastante. Tal vez no le gustó lo que vio en el espejo», añadió Devi Larsen.

Desde ese día, Loki no tiene permitido salir sin supervisión.

No hay duda de que hay ocasiones en que la realidad supera cualquier tipo de expectativa. Hay veces que nuestras mascotas actúan de una forma que nunca nos imaginamos y con los animales que menos esperamos. Esperemos que Loki y su doble puedan corregir este problema y sean más amigables si se pueden encontrar en otra oportunidad.

Comparte esta divertida anécdota con tus conocidos y no olvides darle mucho amor y atención a tu mascota.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!