Muy emocionado se une a la carrera y corre 24 kilómetros para encontrar una familia que lo ame

No es nada nuevo que nuestros amigos peludos nos den una lección de vida, y es que a estos animales son realmente adorables.

Max, un hermoso cachorro que ha demostrado al mundo que a veces es necesario dar un paso adelante para cambiar el rumbo de nuestro destino.

En diciembre este cachorro estaba cerca de Dunn, en Carolina del Norte, cuando vio a un grupo que personas que participaba en una carrera benéfica de vacaciones y decidió unirse a ellos.

«Estaba corriendo y saltando, todo emocionado”, dijo Charles Akers, uno de los corredores.

Todos pensaron que estaba con su dueño, pero de pronto Max demostró que se había unido a los corredores porque quería sentirse acompañado, y corrió con Charles 16 kilómetros y con otro grupo 8 kilómetros más.

Cuando Charles llegó a la línea de la meta se sorprendió de ver nuevamente a Max, no estaba cansado, seguía lleno de energía y listo para la celebración posterior a la carrera. Max no tener dueño y tampoco hacía ningún intento por irse a casa.

«Lo vi en la parte trasera de un camión un poco exaltado, no dejaba de saltar. El director de la carrera ya se había puesto en contacto con las autoridades», dijo Charles.

Preocupados por el perro, Charles y otros corredores comenzaron a correr la voz en las redes sociales.

Charles y su esposa no podían quedarse con Max porque tienen tres perros y un gato, así que tristemente lo llevaron al Centro de Animales del Condado de Wake, y la doctora Jennifer Federico, directora del centro se dio cuenta que tenía un microchip.

Descubrieron que había sido adoptado de ese refugio en junio pasado, pero a pesar de los numerosos intentos de contactar al propietario, nadie devolvió la llamada, y Max fue puesto nuevamente en adopción.

Todos los corredores siguieron publicando sobre él en línea con la esperanza de que alguien lo adoptara.

Los corredores realmente estaban enamorados de él y querían que supieran que era un cachorro adorable.

Mientras circulaban las publicaciones en redes sociales sobre Max, Chad Duffy y su familia buscaban adoptar otro perro después de que su mascota falleciera.

Chad y su esposa, una pareja triatleta, revisaron docenas de listados de adopción en línea y fueron a muchos refugios locales para encontrar a un perro que se adaptara a su estilo de vida deportivo y fuera muy amable con su hija.

«Estábamos buscando el perro adecuado», dijo Chad.

Afortunadamente Chad vio una de las publicaciones de Max y fueron a su encuentro. A los pocos minutos de conocer a Max, la pareja supo que era el perro perfecto para ellos.

«Estaba asombrado, fue muy amable. No podía irme sin él, mi esposa y mi hija estaban llorando», dijo Chad.

Max tiene una vida muy feliz, dentro de sus actividades incluye correr hasta 10 kilómetros por día con sus atléticos padres.

«Lo llevé a una carrera grupal hace un par de semanas, y corrió muy bien conmigo», dijo Chad.

Cuando los corredores que intentaron ayudar a Max supieron que había sido adoptado quedaron encantados.

«Solo queríamos darle la oportunidad de encontrar un buen hogar», dijo Charles.

Max encontró la familia perfecta para él tras escribir su mejor biografía. Comparte su emotiva historia con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!