Pensaron que no sobrevivirían pero después de unas semanas enamoraron al mundo con su belleza

Escuchar que hay especies en extinción supone que se trata de animales que han sido víctimas principalmente de cazadores furtivos que se encargan de alimentar un mercado ilegal con la comercialización de animales para satisfacer intereses personales.

Es el caso de los hermosos gatitos de ocelote, una especie que se encuentran en peligro de extinción desde hace más de cuatro décadas. Sin embargo, conservacionistas no pierden la esperanza de que los únicos gatos salvajes que viven en una pequeña área del sur de Texas incrementen sus crías y vuelvan a vivir en su hábitat natural.

Esta especie es realmente hermosa, son tan lindos, sus enormes ojos azules y sus marcas maravillosas hacen que estos gatos sean comparados con animales de dibujos animados.

Un total de cinco gatitos ocelotes nacieron entre los dos primeros días de marzo en el Zoológico y Jardín Botánico de Cincinnati, en Ohio. Pero solo tres de ellos sobrevivieron y hace un poco más de una semana salieron al público.

El mundo lamenta que dos de ellos no hayan podido prosperar, pero celebra el avance de estos tres que lograron superar la primera etapa de peligro tras su nacimiento.

Los tres gatitos son descendientes de Jack, el ocelote masculino que se considera el más valioso genéticamente viable de cualquier zoológico de América del Norte. Jack vivía en el zoológico de Houston, pero fue trasladado de Brasil en 2006 al zoológico de Cleveland, donde su semen fue recolectado y congelado.

Actualmente están siendo criados por Lindy y Arieta, sus respectivas madres en las instalaciones del zoológico.

Estos nacimientos significan buenas noticias para su especie, que cuenta con unas pocas docenas en la naturaleza. La cantidad de ocelotes en el mundo podría aumentar y cumplir el sueño de los conservacionistas.

Es inevitable que su apariencia cause una sensación instantánea.

Fue en el 1995 cuando los científicos concibieron un ocelote por primera vez, y gracias al arduo trabajo fue posible repetir el experimento con éxito. Estos tres gatitos de ocelotes representan la segunda vez que los felinos nacen con éxito mediante inseminación artificial.

Amanda Stansbury, supervisora ​​del Área del Zoológico de El Paso, dijo que debido a este éxito se abre la posibilidad de que otros zoológicos aumenten la diversidad genética utilizando el mismo procedimiento.

Facebook

Las estadísticas muestran que varias especies de gatos pequeños, incluido el ocelote, experimentarán una disminución significativa en la naturaleza y la diversidad genética en los zoológicos no escapa de eso durante las próximas cinco décadas.

Es por lo que las técnicas de reproducción en cautiverio, como la inseminación artificial, juegan un papel importante para ayudar a conservar la diversidad de los gatos pequeños dentro de los zoológicos y, en un futuro no lejano, también en la naturaleza.

Comparte estas maravillosas imágenes y celebremos la noticia del nacimiento de estos gatitos y que en un futuro puedan poblar y vivir su hábitat natural.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!