Nacen al fin dos hermosos cachorros de jaguar tras el complicado apareamiento de sus padres

El jaguar o yaguareté es un hermoso animal que es conocido por ser el tercer felino más grande del mundo después del tigre y el león.

Su hábitat natural se distribuye a lo largo de América pero la deforestación y la caza han causado grandes estragos en su población.

En Estados Unidos está casi extinto por completo y en otras zonas como Argentina se pueden contar con las manos a los pocos sobrevivientes.

Afortunadamente, hay una serie de organizaciones dedicadas a darle una nueva oportunidad a este animal.

Qaramtá es el único ejemplar macho que los expertos de la zona han logrado rastrear. Vive libremente en el Parque Nacional El Impenetrable, zona que también se conoce como el Gran Chaco argentino.

Hacia finales del año pasado los expertos lo planificaron todo para Qaramtá que se encontrara con una hembra en celo, Tania.

Nunca pensaron que un solo encuentro bastaría para lograr los resultados que tanto habían esperado.

Una vez que Tania volviese a tener el celo la volverían a llevar junto a Qaramtá pero ella no parecía interesada en lo más mínimo.

“Fueron semanas de mucha adrenalina y, ahora mismo, de una alegría inmensa. Todo lo ocurrido superó nuestras expectativas más optimistas. Mejor imposible”, dijo Gerardo Cerón, biólogo de Fundación Rewilding Argentina (FRA).

En efecto, Tania estaba embarazada y hace tan sólo unos días dio a luz dos hermosas crías de jaguar. El nacimiento de estos pequeños en la zona es una verdadera fuente de esperanza para su especie.

Este es el tercer nacimiento desde el 2016 y se trata de los primeros ejemplares de jaguares que caminan libremente en un territorio en el que se habían extinguido durante 70 años.

Ahora, los encargados del FRA están trabajando en las medidas de seguridad para velar por el bien de los hermosos animales.

“Debemos implementar acciones para eliminar cualquier amenaza y ayudar a las jaguares. También queremos trabajar en el estigma negativo de muchas personas de la zona”, dijo Verónica Quiroga, una miembro del Proyecto Yaguareté.

Muchos habitantes de la zona estaban acostumbrados a ver a los jaguares como una amenaza. En ocasiones porque eran los depredadores de sus animales.

Es por esto que es de vital importancia proteger las zonas en las que se encuentran los bebés.

Por ahora, todos se encuentran rastreados y cuentan con muchísimo espacio para disfrutar de su hábitat en el parque natural.

No te vayas sin compartir esta para celebrar esta noticia tan importante y crear conciencia sobre el importante papel que todos los animales juegan en el ecosistema, incluido el jaguar.