Nano, el diminuto gatito al que le quitaron sus orejitas pero no las ganas de vivir

Es triste conocer casos de malos tratos hacia animalitos indefensos por parte de seres que no deben considerarse humanos, sino monstruos que solo saben hacer daño. Como el que le hicieron a Nano, un minino a quien le causaron un mal permanente pero no le quitaron sus ganas de vivir.

El caso de este gatito llamado Nano se supo porque un equipo de la Asociación Animal Rescue de España lo rescató en una localidad de Toledo, España.

Nano, el gatito a quien le arrebataron sus orejas

Allí lo encontraron sin sus orejitas, las heridas vivas y abiertas, y los pabellones auditivos completamente llenos de gusanos.

Era un espectáculo dantesco que conmovía de solo verlo. El animalito sufría y sus ojitos inocentes reflejaban su tristeza y profundo dolor.

“Estaba con las orejas llenas de gusanos. Le operamos, intentamos que lograse la recuperación del oído, aunque es pronto para saber si va a llegar a oír”, dijo una voluntaria del grupo de rescate animal.

Por fortuna, los veterinarios que apoyan a la institución en estos casos, se encargaron de inmediato, atendieron al animalito y curaron sus heridas.

En cuanto a los cortes hechos en las dos orejitas, los especialistas creen que debió haber sido realizado intencionalmente, por la forma como se hicieron los cortes.

Por el momento Nano no escucha, pero está recuperándose

Nano es un animalito demasiado noble, a pesar de haber pasado por ese momento tan traumático, sigue siendo un animalito cariñoso, tierno, juguetón y no le tiene miedo a las personas.

“El gatito es súper cariñoso, súper bueno, súper tierno, la verdad es un ejemplo de superación”, afirmó otro representante de la organización que lo rescató.

Los miembros de la Asociación Animal Rescue España, a través de sus redes sociales han ido mostrando vídeos de los avances que ha tenido y la recuperación del pequeño gatito.

Es lindo ver en las imágenes las ganas que tenía Nano de jugar con los empleados de la asociación. ¡Que lindura de animalito!

Muchas personas se hicieron solidarias con el minino, y pedían adoptarlo, pero una familia acudió directamente a la protectora de animales donde se encontraba el valiente gatito, y realizó la solicitud de adopción formal.

Ya Nano tiene una amorosa familia que lo quiere y cuida con todo esmero, pertenece al pasado todo lo malo que vivió.

Ahora le toca estar tranquilo en un hogar de verdad, con gente que sabe respetar a los animales y darle el verdadero lugar que le corresponde como miembro de una familia.

¡Sigue adelante hermoso Nano, eres un guerrero!

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos, y defendamos en todo momento los derechos de los animales, los malos tratos a los animales es inaceptable en cualquier circunstancia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!