Miró a los ojos a su perro, le pidió ayuda y él actuó de inmediato para salvarle la vida

A principios de este mes de agosto Rudy Armstrong estaba en su barco cuando sintió su pie adormecido. Rudy se sentó y cuando despertó no podía mover el brazo, fue entonces cuando Bubu, su amada y fiel mascota corrió para investigar cómo estaba.

Bubu, un pequeño chihuahua, supo inmediatamente que algo andaba muy mal. Incapaz de alcanzar su teléfono, Rudy miró a los ojos a Bubu y le dijo que necesitaba ayuda.

Necesito ayuda. Ve a buscar a Kim», le dijo Rudy a Bubu,

Este cachorro supo exactamente qué hacer. Tras salir corriendo del barco se fue hasta el puerto deportivo, donde encontró a Kim, capitán del muelle.

«Se acercó a ella y en lugar de darle un saludo habitual como ladrar, saltar y besarla, se detuvo frente a ella y se tumbó de costado», dijo Brandy Popp, gerente de relaciones públicas de CarolinaEast Health System.

Kim no dudó ni un instante en seguir a Bubu de regreso al bote. A llegar descubrió que Rudy había sufrido un derrame cerebral, de inmediato llamó al 911 y los paramédicos se los llevaron al hospital mientras Kim se hizo cargo de Bubu.

Gracias a la rápida reacción de este cachorro su padre logró sobrevivir. Después de un par de semanas en el hospital, Rudy extrañaba a su pequeño amigo peludo más que nada.

Brandy visitó a Rudy en el hospital y tras escucharlo durante más de una hora y saber que no tenía amigos ni familiares cercanos organizó un encuentro con Bubu.

“Fui a la habitación de Rudy para escuchar los detalles de cómo Bubu había ayudado a salvar su vida. Tuve el placer de escuchar sobre sus emotivas historias y del vínculo especial con Bubu”, dijo Brandy.

El día de la reunión, Rudy fue trasladado al jardín para recibirlos, apenas pudo controlar su emoción.

“Antes de su llegada, Rudy prácticamente se balanceaba en su silla de ruedas como un niño en la mañana de Navidad”, dijo Brandy.

Una vez que Kim llegó con Bubu, el perro parecía confundido por estar en un entorno tan desconocido, pero no tardó en reconocer a su amado compañero.

«¡Rudy se bajó la mascarilla y Bubu lo reconoció instantáneamente, saltó sobre sus piernas y comenzó a besarle en la cara sin parar!», dijo Brandy.

El encuentro de este padre con su cachorro fue un momento hermoso y todos los que estaban presentes no pudieron contener la emoción y las lágrimas.

Rudy recibió el alta médica desde entonces y está de vuelta en su barco con su amada mascota.

El vínculo que tenemos con nuestras mascotas y la capacidad de los perros para amar y proteger a sus seres queridos son demasiado valiosos. Comparte esta emotiva historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!