Ni siquiera habían abierto los ojos, pero no les importó abandonarlos en un refugio sin su madre

Todos sabemos que no hay nada más importante para una cría que permanecer las 24 horas del día con su madre recibiendo la atención que solo ella puede ofrecerles. Por eso, cuando tres cachorritos con apenas unos días de nacidos fueron abandonados en un refugio, sus rescatistas hicieron todo lo posible para suplantar el calor de la madre y lograr salvar a los perritos.

Un cachorro se puede separar de su madre a partir de las 7-8 semanas de nacido.

Afortunadamente, Vet Ranch intervino para ayudarlos, sus rescatistas no comprendían cómo alguien pudo deshacerse de las crías sin importar el dolor de la madre, ni mucho menos el destino de los perritos.

Ellos se preocuparon por ofrecerles lo mejor y sacarlos de la primera etapa, esa tan crucial para que todo perrito pueda sobrevivir.

Los alimentaban cada 3 horas durante las 24 horas del día con un biberón.

Los cachorritos eran tan pequeñitos que necesitan observación constante, eran alimentados cada cierta hora y recibían estimulación para ir al baño.

Los tres cachorritos estaban completamente llenos de pulgas, lo que les hizo pensar a los rescatistas que su anterior hogar era poco saludable. No podían combatir los parásitos con químicos fuertes por lo que eran muy pequeños y no sabían si resistirían, así que emplearon desparasitantes comestibles.

Los perritos fueron llamados River, Willow y Meadow.

Por suerte los perritos cayeron en las manos correctas y recibieron toda la atención que necesitaban. Si bien fue un trabajo bastante agotador para sus rescatistas, es tan feliz de haber salvado a tres perritos que hoy día están a salvo y totalmente sanos.

Solo fue cuestión de tiempo para que los perritos abrieran los ojos y recibieran su primer baño, algo que al principio no les gustaba, pero ahora ya son más receptivos y disfrutan del agua.

Se estimularon con algodón húmedo para que pudieran orinar y defecar.

Los tres cachorritos compartían cama los primeros días para que pudieran calentarse entre ellos. Hoy día ya están mucho más grandes y cada uno parece ir encontrando su carácter.

Los pequeños cachorritos disfrutan correr por el gran rancho y tener toda la atención de sus rescatistas. Los trabajadores por su parte disfrutan verlos correr y perseguirse unos a otros.

Cumplidas las 6 semanas les dieron comida para cachorros.

Gracias al esfuerzo y la constancia de Vet Ranch este hermoso trío de huérfanos logró convertirse en el mejor equipo canino que te puedas imaginar.

Los tres están sorprendentemente saludables, juguetones, y desproporcionalmente tiernos. En poco tiempo estarán listos para la adopción.Deseamos logren encontrar una familia que les de todo el amor que se merece y los traten como un miembro más de la familia.

Comparte esta nota en tus redes y disfruta de la increíble transformación de tres perritos que conquistaron el corazón de sus rescatistas y ahora el de todos sus lectores.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!