Lo perfecto de lo imperfecto: Nico nació con un extraño síndrome, pero jamás ha dejado de luchar

Como ya es bien sabido por todos, cuando alguna persona se decide por adoptar un animal, y sobre todo un perrito, para tenerlo en su casa y formar un hogar aún más fuerte y entretenido para los que viven en él, siempre buscan uno que no tenga ningún tipo de imperfección.

Esto es válido para muchas personas, pero el hecho de que no piensen ni quieran a un perrito que necesita apoyo y amor es algo que realmente le parte el corazón para aquellos que no hacen más que luchar por ellos.

Nico tuvo una vida difícil en cuanto nació debido a su discapacidad.

Este es el caso de Nico, un cachorro de Pastor Alemán que nació con el síndrome de piernas rectas, y tuvo una vida algo difícil por no nacer completamente perfecto.

Después de que comenzó a moverse, su dueño notó que era un cachorro que jamás podría caminar correctamente debido a que no podía mover sus piernas traseras, por lo que decidió que era una pérdida de tiempo y lo llevó a un veterinario para que le aplicaran la eutanasia.

¡Mira esa carita! ¿Quién podría hacerle daño?

Por suerte el veterinario se negó inmediatamente, y aunque Nico fue abandonado ahí, llamó a los servicios especiales de animales para que se hicieran cargo de esta situación.

Cuando llegaron a buscarlo se impresionaron por su aspecto, pues Nico era lo más parecido a un pequeño oso que cualquier otro cachorro que se hayan conseguido en tantos años de servicio.

A pesar de todo, Nico siempre ha sido muy cariñoso y extrovertido.

Al notar su discapacidad, comenzaron a realizar ejercicios con él, pero después de unas cuantas semanas se dieron cuenta de que por más que trataran, no habría manera de que él pudiera caminar como cualquier otro perro alguna vez en su vida.

Pero esto no le impedía a Nico ser feliz con lo poco que tenía, sino que le ayudaba a reforzar su personalidad explosiva que tanto le gustaba a los demás.

Por suerte, esta enfermedad no le causa ningún tipo de dolor.

Un buen día April Addison supo de Nico y de la enfermedad que padecía, y aunque no sonaba muy convincente para ella, decidió ir a verlo. En definitiva, fue amor a primera vista para ambos, sabiendo que por fin habían encontrado a su alma gemela, no se han separado desde que se encontraron.

Le encanta salir a pasear y acostarse sobre el césped.

Nico y April tuvieron una conexión instantánea, y por suerte, April ha sabido apreciar y valorar a Nico por quien es: un adorable cachorro capaz de llevarle alegría a todo aquel que esté dispuesto a abrirle su corazón.

Con el tiempo ha crecido mucho, y también a progresado con su enfermedad.

Además, aunque tenían miedo de cómo podrían reaccionar sus otros perros, Nico ha logrado adaptarse a su nuevo hogar con mucha facilidad, compartiendo y jugando con April y sus otros hermanos cada día.

Ciertamente, Nico es todo un personaje que debe ser conocido.

De igual manera, aunque no hay manera de ayudarlo quirúrgicamente, Nico ha puesto todo su esfuerzo en aprender a caminar con menos dificultad, y poco a poco los demás han logrado ver un excelente progreso en él.

Te invitamos a compartir la historia de Nico con otras personas para ayudarles a comprender que incluso las imperfecciones pueden hacernos aún más magníficos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!