Ingresan al hospital con el gato de su abuelo escondido para que pudiera verlo por última vez

Nunca vamos a estar preparados para despedir a un ser querido, es una experiencia que nadie quiere vivir, simplemente sucede.

Esta historia nos trae a Paul Lewis, un abuelo que perdió la batalla contra el cáncer y necesitaba ver a Coco, su adorable gato de 19 años, antes de partir.

Su familia arriesgó todo para cumplir con su último deseo, así eso incluyera algunas penalizaciones por parte del hospital Muswellbrook, en la región de Hunter, de Nueva Gales del Sur.

Paul tenía cáncer de intestino y riñón, y tras ingresar en el hospital su salud se deterioró rápidamente, fue entonces cuando su nieta Alisha Foti, de Sydney, y su familia decidieron organizar un plan para que su abuelo viera a su mejor amigo por última vez.

Alisha, su compañero Shane y el tío Matthew idearon un plan para meter a Coco en un bolso, y llevarlo al hospital.

«Queríamos que Coco tuviera una despedida también, así que probamos ponerlo en algunas bolsas para que no estuviera demasiado estresado», explicó Alisha.

No fue un trabajo fácil, pero lo lograron. Las emotivas imágenes muestran el momento cuando el abuelo recibe la inesperada visita de su mejor amigo, el gato de la casa.

“Estaba tranquilo en el auto y una vez que lo llevamos con mi abuelo, simplemente se sentó allí y comenzó a llorar, lo que nos hizo llorar a todos”, dijo Alisha.

Los jóvenes se aseguraron de guardar al pequeño felino con mucho cuidado y tranquilizarlo durante el trayecto para entrar en el centro de salud hasta llegar a la habitación del anciano sin que nadie los viera.

“Pues mi abuelo no llegará hasta mañana por la mañana, así que metimos a su mejor amigo en el hospital para sorprenderlo”, dijo Alisha en su post.

Afortunadamente, antes de que el abuelo Paul falleciera por insuficiencia renal, su mejor amigo peludo le dio una despedida sorpresa.

“Mi abuelo estaba casi inconsciente, pero se notaba que estaba feliz de ver a Coco. Creo que su enfermera principal había notado que algo estaba sucediendo, pero debido a la situación no dijo nada», agregó Alisha.

Lo único que querían estos nietos era cumplir con el último deseo de su abuelo y que se pudiera despedir de su amado gato.

Fue realmente un momento muy conmovedor que Coco estuviera en la cama del hospital al lado de su gran amigo para su último adiós. Comparte estas emotivas imágenes en honor al amor que nos une a nuestras mascotas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!