Una niña buscaba a su gato en la cañería, pero se encontró con un animal mucho más aterrador

Las mascotas son miembros de nuestras familias, es por eso que generalmente los cuidamos como si fueran nuestros propios hijos. Cuando alguna de nuestras mascotas se enferma la preocupación es enorme, imagina lo que pasa en esas familias en las que su perro o gato se extravían y no saben dónde están.

Cuando una mascota se pierde es normal que sus dueños y familiares cercanos salgan a buscarle por los alrededores, este es un momento crucial para encontrarle y de una buena búsqueda depende de que el animal regrese a casa a salvo.

Hannah Siler es una niña de 12 años que había perdido a su gato, ella debía recuperar a su minino, por lo que salió en una búsqueda implacable de su mascota, ella buscó en cada lugar en el que pudo; sin embargo, había un sitio que le hacía falta.

Las alcantarillas estaban ahí, era un lugar en el que fácilmente pudo haber entrado su gato a esconderse, cuando la niña se dispuso a buscar a su gato dentro del drenaje vio como la miraban unos enormes ojos amarillos, pero ¿serían acaso estos ojos los de su gato perdido?

Ella sabía que estos no eran los ojos de su gato, se trataba de otro animal… y uno muy aterrador: era un caimán. De alguna manera, el animal había terminado ahí adentro y quedó atrapado. Como película de terror estaba ahí asomando solo sus ojos.

Hannah pudo escuchar los gritos de su vecina atemorizada por el animal, la jovencita se apresuró a tomar una fotografía del caimán para informar a las autoridades, ellos podrían hacer algo para sacarlo de ahí y rescatarlo.

Cuando Control de Animales llegó a la escena empezaron a poner todo su esfuerzo para rescatar al animal, pero solo eran dos miembros los que se encontraban en el lugar, el enorme animal medía al menos 2 metros y esto era un trabajo imposible para sólo 2 personas, por lo que necesitaban ayuda de cazadores profesionales.

Después de un arduo y arriesgado trabajo, los hombres lograron desatascar al caimán de la alcantarilla, este increíble momento fue capturado en vídeo y se subió a las redes sociales, lugar en donde se volvió muy popular.

Los expertos en el tema no tenían idea de cómo un caimán de ese tamaño logró entrar en una cañería como esa, generalmente estos animales no quedan atrapados en lugares como este.

Little Things / Youtube

«Gracias a Dios que la niña vio el caimán, porque de lo contrario habría muerto en esa alcantarilla”, dijo uno de los oficiales de control animal.

Posteriormente, el caimán fue rescatado en un río en la ciudad. Esperemos que así como Hannah encontró ese caimán, también sea capaz de encontrar a su adorado gatito.

Comparte esta curiosa historia con tus amigos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!