A los 14 años ayuda a los perros abandonados recordando lo que vivió en los orfanatos

Meena Kumar tiene 14 años y un espíritu altruista a flor de piel que la ha llevado a recaudar 14.000 dólares por una buena causa. Esta pequeña siempre ha amado a los perritos y guarda especial interés por los canes abandonados, pues como ellos conoce de cerca lo que significa el rechazo.

No hay animalito que se resista al amor de la niña.

Aunque actualmente vive en San José, California, Meena es originaria de un humilde pueblo en la India. Sus primeros años de vida los pasó en un orfanato, así que las visitas de extraños que querían conocerla son tan comunes para ella como lo podría ser para los animalitos de la perrera.

Ellos se emocionan cuando la niña Kumar llega al refugio.

La primera vez que Meena visitó uno de estos lugares fue a los 8 años. En ese momento la niña ya había adoptado a su primer perrito, Bambi, y un vecino la invitó a conocer el trabajo que hacían en el Muttville Senior Dog Rescue.

Visitar ese refugio de perros sin jaula en San Francisco fue un duro golpe para ella.

Meena es amante de los perros y le resultó inevitable no sentirse conmovida por la cantidad de criaturas sin hogar que hay en el lugar, los perritos ancianos fueron quienes le robaron el corazón.

«Creo que todos los perros son realmente dulces y los perros mayores dan el mismo amor incondicional que otros perros y deberían encontrar un hogar porque han dado mucho. Necesitan un hogar «, dijo Meena.

La pequeña le pidió a su madre Jayashree Subrahmonia que la dejase trabajar en el refugio, pero no tenía la edad para hacerlo, así que juntas idearon una manera de ayudar a los canes del lugar.

En ese momento, la familia comenzó su propia empresa de cuidado de perros Pet Fairy Services, en la que Meena es la responsable.

Su compromiso era donar todas las ganancias a Muttville y así lo ha hecho.

Al principio, la empresa comenzó con anuncios de boca en boca por el vecindario, y también a través de la aplicación Nextdoor. En poco tiempo Meena ya tenía su cartera de clientes, pero el asunto no se quedó allí.

La chica creó otros modos de recaudar fondos con la ayuda de su padre, Meena toca su violín para recaudar dinero que entrega en su totalidad a Muttville.

Hasta la fecha, la niña Kumar ha donado poco más de 14.000 dólares

Ella no quiere reconocimientos, pero sí espera que su voz sea escuchada y otros niños se sientan inspirados y vean posible aportar algo positivo a este mundo. Para ella los refugios tienen un gran impacto, pues le recuerdan sus años en el orfanato.

«Sigue tu corazón y cree en tus sueños y si trabajas duro, tendrás éxito», dijo Kummar.

Esta chica transformó su doloroso pasado en algo realmente positivo y es un gran ejemplo de resiliencia, comparte su historia y ayúdale a transmitir su mensaje ¡La adopción siempre será la mejor opción!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!