Niña escribe un divertido manual a su tía para el perfecto cuidado de su perrito en su ausencia

Tal y como sabemos, la compañía de un animal mejora la calidad de vida de cualquier ser humano. Esto no tiene discusión pero, en los niños, juega un rol aún más importante porque contribuye en su desarrollo; los obliga a asumir responsabilidades y a aprender valores como el amor, la empatía y el respeto por los demás, aumenta su autoestima y mejora su integración en la familia.

Cuando nuestra pequeña protagonista y su perro Milo se vieron por primera vez, de una vez supieron que serían inseparables. La niña se enamoró de inmediato del animalito de raza dachshund, quien de inmediato se transformó en su mejor amigo.

Jugaban saltaban, se escondían uno del otro y hasta comían y dormían juntos. No había lugar donde no se les viera codo a codo a Milo con su pequeña cuidadora. Se conocían por completo y se amaban recíprocamente con todo el corazón.

Sin embargo, a este par le tocó separarse momentáneamente durante unas vacaciones que los padres de la pequeña habían planificado con antelación, por lo que la niña tuvo que dejar a su fiel camarada con su tía Mercedes.

La niña sabía que podría sobrevivir sin su perro por algunos días, pero le preocupaba que Milo no recibiera los cuidados de la forma que solo ella conocía. De modo que, y para evitar males mayores, a esta simpática e inteligente niña no se le ocurrió otra cosa que redactar, a su manera, un manual donde especifica claramente todas y cada una de las tareas que su tía debe cumplir celosamente para que Milo esté feliz mientras ella regresa.

“Cuidado con pisarlo, si come cualquier cosa vomita”, reza en uno de los apartados del

Gracioso y tierno manual de usuario de su mascota.

Pero, además, la lista incluye sugerencias, consejos e ilustraciones además de información relevante y de primera mano, para la buena estadía del perrito. Cuando la tía de la niña recibió el manual, no pudo aguantar las ganas de reír por tanta dulzura expresada en un solo escrito, tan informativo como divertido y tierno.

“Milo no es un buen nadador. Cuidado con los autos y el tractor y prohibido dejarlo afuera” fueron solo otras de las líneas para el correcto cuidado de Milo, que la pequeña dejó plasmadas en el contrato.

“Mi sobrina me deja su perro durante las vacaciones. Viene con manual de usuario”, aseguró Mercedes, la tía de la celosa cuidadora de Milo.

Esta publicación ha enternecido los corazones de miles de personas que disfrutaron de sus ilustraciones y la felicitaron por ser tan preocupada por su mascota. Y es que, para esta pequeña, Milo representa lo más grande e importante en el mundo entero y el esfuerzo que puso al hacer el manual, así nos lo demuestra.

Comparte esta hermosísima historia de amor y cuidado por los los animales con tus seres queridos, amistades y conocidos sin olvidar que, para un niño, su animal de compañía no es solo su mejor amigo, sino también su principal fuente de apoyo emocional, después de sus padres.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!