Niña regala mantas hechas con sus manos y todo su dinero para salvar a un perrito enfermo

Pese a su corta edad, una niña es capaz de entender que toda la ayuda es buena cuando se trata de mejorar la vida de seres indefensos, que no pueden defenderse y que muchas veces son objetos de los peores tratos. Los animales lo merecen todo y Olivia, la pequeña de esta historia, lo sabe bien.

La niña trabajó y tejió en sus vacaciones para ayudar a este devastado perrito

niña

Olivia tiene solo 11 años, pero su corazón es tan grande que no le importó trabajar en sus vacaciones de primavera, además de tejer dos afelpadas mantas ella misma, para ayudar un poco al terrible caso de Dakota.

Y es que, la pequeña terminó con el corazón roto después de conocer en el refugio (This is Houston) la historia de Dakota, el perrito de únicamente 4 meses de edad que fue encontrado en pésimo estado de salud. Estaba perdiendo mucha sangre, tenía diarrea, fiebre alta, presión arterial baja y un conteo de glóbulos blanco practicamente inexistente.

Sospechaban que alguien quiso acabar con la vida de Dakota mediante veneno

Los rescatistas no sabían qué ocasionó el mal estado de Dakota. Pero, más allá de eso, estaban comprometidos a hacer todo lo necesario para salvar su vida y darle una segunda oportunidad para ser feliz.

Dakota no podía ni siquiera comer por sí mismo. Pero, sus rescatistas estuvieron ahí para auxiliarlo y darle mucho amor. Esperaban que un milagro sucediera y pidieron auxilio en las redes sociales. El tratamiento del perrito era muy costoso y necesitaban reunir con urgencia al menos 10 mil dólares.

“No sabemos lo que Dakota está luchando y honestamente desconocemos si sobrevivirá, pero vamos a darle la mejor oportunidad de recuperarse. Blue Pearl ha estimado $8-12K por su cuidado y requieren un depósito de $10K. Cualquier donativo ayuda”, comunicó el refugio.

Por eso, la dulce Olivia no dudó en entregar todo el dinero que había reunido: 20 dólares, junto a las dos mantas que había tejido. Puso todo dentro de un paquete y escribió una carta para Dakota y el refugio de animales.

«Mi nombre es Olivia y tengo 11 años. Gané algo de dinero durante las vacaciones de primavera y quería donarlo a tu organización. También he incluido dos mantas que he cosido con la esperanza de que ayuden a uno de tus hermosos rescates”, escribió la niña.

El amor y los buenos deseos de Olivia, así como de miles de internautas que quedaron conmovidos con el caso, dieron frutos y, poco a poco, Dakota fue recuperando su salud y ganas de vivir. Pudo volver a comer por él mismo y su organismo volvió a hidratarse.

La fiebre de Dakota también desapareció y, finalmente, fue dado de alta. Por supuesto, los rescatistas continuarían cuidándolo y preparándolo para el siguiente paso: encontrarle un nuevo hogar que lo amara incondicionalmente.

“Gracias a TODOS por los pensamientos positivos y todas las oraciones y donaciones para él. ¡Estamos tan felices de que este pequeño niño haya vuelto y estamos tan emocionados de mostrarle todas las cosas maravillosas que la vida tiene para ofrecer!”, concluyó el refugio.

Lo mejor de todo es que, cualquier cosa que Dakota haya ingerido, salió por completo de su cuerpo y no hay riesgo de secuelas que puedan afectarle posteriormente. Sencillamente, está listo para dar y recibir amor.

Dakota es un perrito muy amistoso y disfruta conocer a otros animales. Por lo pronto, se encuentra en un hogar temporal. Pero no cabe duda, muy pronto estará al lado de su familia ideal. ¡Nuestros mejores deseos están contigo, hermoso guerrero!

Recuerda que hay decenas de perritos especiales esperando en los refugios. Si amas a los animales, abre tu corazón a los más desamparados.