Creyeron que también moriría tras el accidente que le quitó a su familia pero un Golden lo salvó

Hay quienes creen que en los momentos difíciles de la vida es cuando se sabe realmente quiénes son los que más te aman y son tus verdaderos amigos, pero esto no aplica solamente para los humanos sino para los perritos.

Enlaces patrocinados

Muchos conocen la profunda lealtad que estos guardan a sus dueños pero la historia de Caleb y su mascota es la más bella representación de este hecho.

Con sólo 6 años Caleb era el único sobreviviente del accidente que enlutó a su familia.

El pequeño sufrió un accidente de tránsito junto a su madre y sus dos hermanos en los que todos perdieron la vida y él tenía pocas esperanzas de seguir adelante.

Su pronóstico era terrible, varios huesos rotos pero además una lesión traumática con una serie de posibles consecuencias: parálisis, daño cerebral e incluso la muerte.

Su vida pendía de un hilo.

El pronóstico no era bueno para este chico y sus demás parientes no deseaban verlo sufrir, así que en su interior creían que Caleb se reuniría en el cielo con su mamita. Pero si el niño no estaba dispuesto a rendirse tampoco lo harían su padre y su abuela, quienes lo apoyaban incondicionalmente.

Todos pondrían de su parte para ayudarlo.

Enlaces patrocinados

Después de algunas cirugías para recuperar su movilidad, uno de los médicos de Caleb decidió darle un tratamiento poco convencional para la época pero que podría dar resultado. 

En ese momento Coronel entró en la vida del niño.

El médico sugirió el uso de un perro de terapia para estimular la actividad cerebral del pequeño y el Golden Retriever llamado Coronel entró en acción para ayudarlo en su recuperación.

Mientras que la familia de Huntsville, Utah, le decía adiós a Caleb, el perrito decidió acostarse con él y apostar por su recuperación.

Coronel tenía plena confianza en el pequeño.

Enlaces patrocinados

Junto con su entrenadora Susan, Coronel logró que la frecuencia cardíaca del niño bajara, al igual que su función pulmonar. Aunque Ben Howard no supiera realmente cómo funcionaba, era cierto que la compañía de este perrito estaba ayudando a su hijo.

Con los meses, Caleb logró sentarse para interactuar con su peludo. Esos pequeños movimientos eran ya un gran avance en la vida del niño.

Pero el asunto no llegó hasta allí.

La rehabilitación de Caleb mejoró a pasos agigantados y su ejemplo de fortaleza se convirtió en una gran lección para su padre, quien ahora ha dado una gran noticia.

“Me complace compartir que después de 8 años y más de una docena de horribles cirugías, Caleb está muy bien y está asistiendo a la escuela regular y tiene muy buenas calificaciones. Ha sido un gran ejemplo de valentía para su familia y muchos otros. Nunca olvidaremos al Coronel y su maravillosa manipuladora Susan”, comentó Ben en sus redes sociales.

Enlaces patrocinados

Después de casi una década de su accidente, Caleb ha logrado ser el niño sano que su familia siempre soñó, y nada de esto hubiese sido posible sin el apoyo de Coronel. Aunque en la actualidad los perros de terapia son ampliamente conocidos, este Golden en uno de los pioneros en recuperación del mundo y Caleb siempre le agradecerá haberle salvado la vida.

Los perritos son más que mascotas, son verdaderos ángeles. Comparte en tus redes la hermosa historia de este niño y envíale tus más dulces bendiciones a él y a Coronel.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!