Niños escuchan estremecedores lloriqueos y corren a salvar a una perrita que parecía una estatua

Los perros se ganan con su carisma el corazón de los animales, es difícil entender que existan personas capaces de lastimarlos. Pero son más los capaces de hacer todo lo que pueden por ayudarlos, como un grupo de niños que encontraron una perrita totalmente petrificada.

Necesitaba ayuda

En vacaciones de verano los niños se juntan para jugar y pasarla bien. Y precisamente en una calle de la localidad de la Libertad en Buenos Aires, Argentina, mientras se divertían, un grupo de jovencitos escucharon fuertes ladridos de varios perros como si quisieran avisarles de algo.

Los canes con su perceptivo sentido de la audición escucharon lastimeros gritos que venían desde un espacio desolado.

Estaba cubierta de alquitrán

La curiosidad se apoderó de los niños que se acercaron para ver de qué se trataba, y lo que vieron los dejó sin aliento, una perrita estaba totalmente cubierta de algo pegajoso de color negro que difícilmente les permitía identificarla.

No dudaron ni un segundo en avisarle a sus padres, quienes a su vez se comunicaron con los bomberos para que vinieran a auxiliar al animalito.

Los Bomberos y rescatistas no se hicieron esperar, con su acostumbrada pericia sacaron al can del sitio donde se encontraba, y pidieron ayuda a alguna asociación protectora de animales para hacer todo lo posible por salvarlo.

No se sabe cómo el animalito terminó en un pozo de alquitrán, si fue que alguien la lanzó, o si ella misma cayó. Pero su cuerpo estaba rígido, parecía la estatua negra de una perrita.

Cuando los miembros de la ONG “Proyecto 4 Patas” llegaron al lugar, le pusieron por nombre Aloe. De inmediato se percataron de la gravedad del asunto, la vida del animal estaba en peligro.

«Nos encontramos con una escena desgarradora: Aloe estaba literalmente petrificada y pegada al suelo. El 100 por ciento de su cuerpo estaba endurecido: su boca, sus ojos, sus orejas, todo», dijeron los representantes de la ONG.

Era la primera vez que se enfrentaban a una situación como esa, por fortuna los vecinos apoyaron trayendo varias botellas de aceite, pero era urgente llevar a la perrita a un lugar seguro para prestarle la debida atención.

«Durante 9 horas ininterrumpidas fuimos limpiando la brea. Cada capa que lográbamos quitar nos acercaba más a descubrirla cómo realmente era y la emoción crecía”, comentó el personal de Proyecto 4 Patas.

Tuvieron que comprar muchas botellas más de aceite, y con el esfuerzo de todos, incluyendo voluntarios que se sumaron a la labor, Aloe tuvo una nueva oportunidad.

“Y aquí está Aloe, hoy es el día de su segundo nacimiento, porque no hay dudas que volvió a nacer», expresaron los rescatistas.

Pudieron salvarla

Las imágenes del antes y después del animal corrieron por las redes sociales, y conmovieron a muchos internautas. Definitivamente, el trabajo en equipo, y el amor a los animales hizo que Aloe tuviera otra oportunidad.

Comparte esta conmovedora historia entre todos tus amigos, y creemos conciencia sobre el respeto que le debemos a los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!