No tenía dinero para adoptar a un perrito con severos daños pero nada la detuvo

La historia de este perrito llamado Wink es una prueba del valor de las segundas oportunidades. Cuando era tan sólo un cachorro de tres meses de edad, alguien sin corazón lo atacó tan ferozmente que dejó su rostro destrozado.

Muchos de sus huesos faciales sufrieron fracturas. Sus dientes se desplazaron, bloquearon sus fosas nasales y perdió un ojo. Era un milagro que lograra sobrevivir.

“Los veterinarios no podían creer que siguiese con vida. Sus heridas estuvieron a milímetros de causar un daño fatal en su cerebro”.

Estaba claro que este pequeño tenía las fuerzas necesarias para luchar por su salud, pero fue trasladado a un refugio donde pensaron que era un caso perdido.

Lo pusieron en la lista de perritos a ser sacrificados y fue salvado justo a tiempo por unos voluntarios. Comenzaron a propagar su historia y lo registraron como un perrito de necesidades especiales.

“Para mí, él representa a todos aquellos que han recibido tratos injustos”.

Todavía necesitaría de muchos tratamientos y operaciones pero lo ideal era que lograra pasar por todo esto con el apoyo de una familia.

Fue entonces cuando conoció Kim Smith. La madre de familia quedó muy conmovida con el difícil pasado de este perrito y todo lo que quería era ayudarlo.

Wink ya tiene tres años de edad.

Por desgracia, su familia contaba con un solo ingreso y se trataba de un perrito que necesitaría de muchos gastos.

No podía adoptarlo, pero eso no significaba que se quedaría de brazos cruzados. Kim decidió utilizar todas sus habilidades para recaudar fondos y lograr cubrir el sinfín de operaciones que el dulce Wink necesitaría.

Wink vive en el estado de Alabama en los Estados Unidos.

Creó una página web y se dispuso a vender camisetas, accesorios y todo tipo de cosas. Lo importante era recaudar fondos y ayudar a crear conciencia sobre la terrible experiencia que Wink tuvo que enfrentar cuando era tan sólo un cachorro.

En poco tiempo logró conseguir más de 14 mil dólares y se dispuso a adoptarlo.

Wink ha tenido que pasar por más de seis cirugías y poco a poco mejora su calidad de vida.

Una de las intervenciones más delicadas fue la introducción de un conducto para lograr abrir sus fosas nasales.

Funcionó por un tiempo pero luego todo se obstruyó con tejido. Era necesario realizar una operación mucho más costosa para poder evitar el bloqueo de sus vías respiratorias. Kim trabajó sin descanso nuevamente y logró recaudar los 6.500 dólares.

En cuanto su salud mejore, Wink irá a las escuelas para enseñar a los niños sobre la importancia de respetar y cuidar a los animales.

Happy Dog

A surprise care package filled with treats and squeaky toys makes for one very happy dog …

Publiée par Wink's Wish sur Vendredi 11 octobre 2019

Cuando lo conoció, Kim no se encontraba en condiciones de poder adoptar a este perrito tan especial. Sin embargo, nunca dejó que esto la detuviera.

Se convirtió en su hada madrina y logró cambiar la vida del hermoso Wink. Este es un verdadero ejemplo de lo mucho que podemos hacer para cambiar la vida de un peludito en apuros.

¿Qué opinas de la enorme dedicación de Kim para salvar a Wink? Comparte esta historia para inspirar a personas de todo el mundo a adoptar un perrito con necesidades especiales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!