No entendían por qué se resistía a moverse tras ser abandonado sobre un montón de basura

Chico es uno de esos tantos perritos que tienen el infortunio de toparse con las familias equivocadas.

Algunas mascotas envejecen y mueren junto a sus humanos, recibiendo de ellos amor y atenciones por toda la vida. Otros no corren la misma suerte.

El perrito dormía rodeado de desperdicios

El grupo de rescate Doggie Bonez supo de la existencia de un perrito que dormía en una zona sumamente peligrosa sobre un montón de basura arrinconada. Cuando se aproximaron al lugar, de inmediato constataron los riesgos.

El perro, al que posteriormente pusieron por nombre Chico, estaba echado en la basura que se amontonaba en torno a una esquina en plena vía de circulación.

Los vehículos pasaban por allí de forma constante y cualquier cosa podría meter al perrito en un aprieto.

Al principio notaron que la tristeza en su mirada era enorme. Intentaron darle de comer una hamburguesa y aunque en los primeros instantes no se mostró demasiado interesado, poco a poco comenzó a ceder y probó el bocadillo.

Este hermoso video narra el rescate y la recuperación de este perrito, abandonado en las calles

Aún les quedaba la duda de si el perrito estaba o no lesionado. No quería levantarse del lugar que había escogido para protegerse, así que trataron de motivarlo un poco con una suculenta hamburguesa.

Poco a poco Chico se puso de pie y para felicidad de los rescatadores, no se veían lesiones o problemas de salud evidente.

A pesar de su condición, era sumiso y dócil

Era la hora de que el perro abandonara su rincón lleno de suciedad y se encaminara hacia una nueva vida, así que aprovecharon su docilidad para alzarlo en brazos y llevarlo lejos de allí.

Se dieron cuenta de que Chico tenía un collar, pero no un microchip. Perteneció a una familia, pero no había forma de saber quiénes eran los responsables de su abandono.

Al llegar al veterinario se determinó que salvo su depresión, desnutrición y deshidratación, la salud de Chico era buena.

No solo recibió todas las atenciones necesarias, también le dieron un merecido baño. ¡En muy poco tiempo Chico dejó aflorar su personalidad!

Amoroso, juguetón, inteligente y despierto, parecía un animal muy distinto al que habían sacado de las calles.

Ahora, para alegría de todos los involucrados, tiene una familia formidable y amorosa. ¡Un perrito más que recibió una mano amiga en el mejor de los momentos!

¡Mira la feclidad en la mirada de Chico! Esta vez la vida le sonríe

¡Comparte la historia de Chico, es tierna, humana y muy especial!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!