No entienden cómo su perrita se queda dormida siempre que entra al agua y el vídeo se hace viral

Para muchos tomar un buen baño o ir a nada es una gran forma de relajarse y olvidarse de todos los problemas, de hecho en muchos spas utilizan los hidromasajes para eliminar el estrés a sus clientes. ¡Sí, sin duda, el agua puede tranquilizar! Hasta al espíritu más inquieto y esto lo sabe muy bien la protagonista de esta historia, Myla.

A esta peluda elegante le encanta que la consientan

Esta traviesa es una Golden Retriever de 6 años, para la cual el agua se ha convertido en más que un fetiche. A diferencia de otros perritos, Myla ama el agua, así que los días de piscina más que diversión son el momento oportuno para tomar una buena siesta. 

 «Myla no necesariamente quiere nadar por un largo período de tiempo, sino lo suficiente para refrescarse», dijo John Sabol, el padre de Myla.

Para Myla esta es la vida que se merece, siempre en el agua.

Esta perrita no puede ver que sus padres se alisten para ir a nadar porque de inmediato se emociona, su espíritu no es para nada inquieto y sólo quiere tomar el sol y tumbarse a la orilla de la piscina. Sólo eso le basta a Myla para que minutos después caiga en el más profundo sueño.

A su papá humano John le impresiona la relación que tiene la perrita con el agua, pues si bien han tenido otros perros, Myla es la primera que disfruta tanto de darse un baño y no le importa dónde ni de qué modo.

En un vídeo registrado por sus dueños la peluda duerme con una pelota en su boca.

Sea en la piscina, una cubeta improvisada en el jardín, un lago o la playa, Myla siempre estará feliz por mojarse al menos sus patitas.

“Le encanta sentarse en un par de metros del agua cerca de la orilla o en los escalones de la piscina. Cuando termina, a Myla le disfruta descansar junto al lago o junto a la piscina, sentarse en las tumbonas y relajarse”, explicó John Sabol.

Sus papás la complacen y procuran que sus paseos siempre terminen en el agua.

Pero no todo es tranquilidad, cuando Myla sale de paseo con sus papás, John explica que al principio ella suele jugar un poco con la pelota y dar algunos saltos de emoción pero finalmente termina sucumbiendo ante los encantos del agua y cae en el más profundo sueño.

«Dará un par de vueltas de un lado a otro en la piscina cuando le tiremos su pelota de tenis, pero realmente su favorito es simplemente descansar y sentarse allí en el escalón de la piscina y relajarse. Myla se sentará en ese escalón hasta por un par de horas con la pelota en la boca, casi como si estuviera esperando que le sirvan una bebida», dijo Sabol.

¡Qué rico se siente esto!

Un vídeo de Myla dormida en la piscina con su pelota de tenis en la boca ha despertado numerosos comentarios en las redes y fue así como sus papás decidieron hablar sobre el hábito poco usual de esta peluda.

Sin importar cuál sea su maña, lo cierto es que Myla vive feliz al lado de una familia que la consciente y la ama.

Mira el divertido momento en que Myla cae rendida del sueño.

Cada perrito es un mundo y sus travesuras simplemente nos enamoran, comparte la historia de esta Golden y coméntanos si conoces a otro can que ame el agua tanto como ella.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!