No le importó pagar 350 dólares para salvar a 9 perritos que iban como «sardinas en lata»

Muchas personas están conscientes de la realidad que viven los perros en algunos lugares de Asia. Estos animales son consumidos como alimento humano en los países de este continente, al punto de que existen mercados para su comercialización.

Algunas personas han tratado de hacer todo lo posible para frenar el consumo de animales en ciertos países, como Camboya. Sam Phannarith es uno de esos luchadores. El sujeto vive en la ciudad de Siem Reap.

Como «sardinas en lata» así viajaban 9 perros en esta pequeña jaula, rumbo al peor de los destinos

Un día cualquiera se encontraba conduciendo cuando una escena llamó su atención. Un motociclista llevaba consigo una carga muy singular: una jaula repleta de perros y algunas cacerolas que colgaban a los lados.

Sam de inmediato intuyó lo que ocurría, así que no estaba dispuesto a quedarse de brazos cruzados. Con gentileza detuvo al motociclista y se dispuso a inspeccionar más de cerca a los perros que trasladaba.

El hombre no dudó en aceptar los 350 dólares que le ofrecieron por la liberación de los perritos

En total eran 9 perros dentro de la jaula, los cuales además viajaban completamente hacinados. Sam supo de inmediato que estaba negociando con un vendedor de carne de perro.

De hecho, al ver las cacerolas imaginó que el motociclista no dudaría en preparar alguno de esos animales para él mismo o para venderlo cocido.

En este video Sam dejó documentado cómo ayudó a estos 9 perros a salvar sus vidas en el último instante

Hero of the day! He paid $350 to free these dogs

Publiée par Viral Press sur Lundi 23 septembre 2019

Sam negoció con el vendedor de carne para que dejara en libertad a los 9 perros. Sin embargo, el sujeto no estaría dispuesto a dejar a los perros escapar sin recibir nada a cambio, así que su salvador le pagó 350 dólares a cambio de que abriera la jaula.

En Camboya 350 dólares es una cifra considerable, así que el motociclista no se hizo de rogar. Abrió la jaula al recibir el dinero y en solo instantes los perritos comenzaron a salir de su encierro uno a uno.

A algunos de ellos les costó verdadero trabajo incorporarse. Es lógico, pues habían estado quién sabe por cuánto tiempo encerrados en condiciones verdaderamente inhumanas. Unos no dudaron en salir de inmediato, otros temían ser castigados, pero ante la alternativa de la libertad, optaron por huir.

El sorprendente video de la liberación de estas mascotas se hizo viral en las redes sociales, no solo por lo cruel que puede resultar el negocio de la carne de perro en ciertas regiones de Asia, también por el noble gesto de Sam.

A muchos de ellos les costó incorporarse, pero uno a uno fueron saliendo de su encierro

Muchas personas en las redes sociales coinciden que la iniciativa de este hombre debería venir acompañada de leyes que sancionen el consumo de perros en estos países.

Conforme esta tradición se ha hecho más visible en el mundo, numerosas instituciones están dispuestas hacer todo lo posible para salvar la vida de estos animales.

Estos pobres perritos, literalmente, corrieron por sus vidas

Si te inspira este oportuno rescate, comparte la buena acción de Sam con otras personas, difundiendo esta noticia en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!