“No muerde”- Una niña es grabada mientras pasea con una correa a un tigre como si fuera un perro

Los perros y los gatos suelen ser las mascotas favoritas de todos los hogares, sin embargo, últimamente las especies exóticas se han vuelto muy populares. Sobre todo entre los más excéntricos que quieren llamar la atención y demostrar poder al tener en casa a un animal salvaje.

Lo que pasan por alto es que están vulnerando el derecho a la libertad de esa especie que merece desarrollarse en su hábitat natural. Y además, tener a un animal salvaje como mascota implica un grave peligro para los habitantes de la vivienda y para toda la comunidad.

Pero lamentablemente, hay quienes solamente piensan en satisfacer sus caprichos.

En días recientes, un video en el que se observa a una niña paseando alegremente por la calle a un tigre que camina dócilmente a su lado, le ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

Pero, no solo eso, aparentemente, esta es solo una de sus mascotas, ya que aseguró tener otro de estos felinos, un poco más pequeñito en casa.

Las impresionantes imágenes fueron captadas en México, concretamente en el municipio Guasave, en el estado de Sinaloa, según dijo el propio autor de la grabación. En realidad, impresiona ver cómo esta pequeña niña pasea a su tigre tal y como si fuera un perro.

Tan es así, que muchos usuarios han hecho un llamado de atención a las autoridades para que investiguen si realmente los responsables del animal, o los animales, cuentan con los permisos sanitarios y ambientales correspondientes para poder tenerlos como mascota.

“Es algo que no se ve a diario. Podría representar un peligro para la comunidad, pues se trata de un animal salvaje cuyo instinto, tarde o temprano, aflorará”, opinó un internauta.

El hombre que se encontró con la curiosa escena y se encargó de grabarla, supuestamente es un conocido de la niña, quien al verla se detuvo para preguntarle si su padre estaba con ella, para saludarlo.

Al percatarse de la portentosa mascota, le pidió a la pequeña que desfilara con ella ante la cámara a lo que esta accedió asegurando, además, que posee una hembra adicional, más cachorrita en su casa.

La escena parece irreal con la niña paseando a su tigre como si fuese un lindo perrito

“Es problemático considerar la posibilidad de tener un tigre o cualquier otro gran felino como mascota, no son gatos domesticables”, se lee en otro de los comentarios al video.

No obstante, la ley en este sentido es bastante clara, de modo que, de acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre vigente en todo el territorio azteca, las personas solo podrán poseer un ejemplar de esta especie con estricto confinamiento.

Por otro lado, deberán acreditar su legal procedencia y contar con un plan de manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

No importa la especie, procurar el mayor cuidado de los animales debe ser la premisa principal para garantizar una vida digna a cada uno de ellos. Tener un animal salvaje como mascota rompe esa premisa, por cualquier lado que lo veamos.

Sin embargo, aunque los cachorros de tigre nos puedan parecer tiernos y preciosos, rápidamente crecerán hasta alcanzar un peso enorme, con filosos dientes caninos con los que preferirías que no te mordiese y fuertes garras con las que tampoco te gustaría que te arañase.

Extraerles sus grandes dientes y garras para evitar que lastimen a sus dueños, no solo es un acto tremendamente inhumano, sino que además les impide destrozar el alimento debidamente, lo que atenta contra su salud y su bienestar.

Es insólito que haya familias dispuestas a sacrificar el derecho a la libertad de los animales salvajes para tenerlos como mascotas y además exponiendo al peligro a todas las personas que estén a su alrededor. Comparte este polémico caso y cuéntanos tu opinión.