«No podía quedarme sentada»–Gasta todos sus ahorros para ir a salvar a los animales de Australia

El mundo entero ha quedado sin palabras tras las aterradoras cifras que han dejado los incendios forestales en Australia. Miles de animales han perdido la vida por los estragos del fuego y todavía son muchos los que siguen en la zona de peligro tratando de huir hacia un lugar más seguro.

Se estima que más de 1.000 millones de animales han perdido la vida por el fuego.

Muchos voluntarios y rescatistas han trabajado sin descanso para la recuperación de los koalas, wombats y muchas otras especies. En situaciones como estas cada granito de arena puede salvar una vida.

“Mi amor por los animales es lo que más me ha motivado. No podía quedarme sentada mientras veía los alarmantes titulares”.

Cuando una joven vio lo que estaba sucediendo supo que no podía quedarse de brazos cruzados. Kelsey Trimble vive en Toronto, Canadá y pasó el último año reuniendo para un viaje. Se trataba de la última etapa en sus estudios y quería celebrar esto por todo lo alto.

Kelsey apenas tiene 23 años de edad.

Sin embargo, su amor por los animales terminó siendo mucho más importante y decidió usar todos sus ahorros para los animales de Australia. Era un cambio de planes bastante radical pero sabía que era lo correcto.

“Noté que muchas personas estaban teniendo problemas para hacer llegar sus donaciones. Decidí tomar ventaja de todo el equipaje que me permitían en el avión y todos comenzaron a llevar donaciones a la puerta de mi casa”.

No sólo empleó sus ahorros en ayudar a los animales heridos, sino que también comenzó a recibir las donaciones de muchas personas que confiaron en ella para hacer llegar los suministros médicos que resultan tan útiles en medio de una crisis.

“Hay muchas personas en Canadá trabajando para apoyar Australia. Estamos al otro lado del mundo pero queremos ayudar. Todos tenemos que hacer algo”.

Ahora Kelsey se encuentra verdaderamente agotada pero quiere invitar al mundo entero a hacer todo lo posible. Estos pobres animales han perdido gran parte de su hábitat natural y han sufrido tales quemaduras que el proceso de recuperación es verdaderamente doloroso.

Kelsey gastó más de 2 mil dólares en el pasaje y 400 más para poder rentar un auto y transportar todo el peso de sus maletas.

Los koalas podrían quedar completamente extintos. Es hora de que todos nos unamos y ayudemos a las especies que tanto nos necesitan.

¿Qué opinas del enorme gesto de Kelsey para ayudar a los animales afectados por los incendios? Comparte esta nota para invitar a más personas a sumarse a esta noble y urgente causa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!