No puede dormir desde que su cachorro desapareció, las cámaras revelan el momento clave

Jason Gell se encuentra con el corazón destrozado desde principios de noviembre. El conductor de un Lyft tomó a su perrito llamado Mahi y desde entonces no ha logrado dar con el cachorro. Ha hecho investigaciones, contactó con un abogado y hasta logró hablar con el conductor pero todo ha sido en vano. Los meses han pasado pero el aún tiene la esperanza de volver a encontrarse con su amigo perruno.

“Esto es una tragedia para mí, para mi familia y para todos los que han conocido a Mahi. No puedo dormir sin saber dónde está”.

El 2 de noviembre, el rottweiler comenzó a rasgar la puerta cerca de medianoche. Jason estaba profundamente dormido pero en cuanto escuchó a su perrito se levantó y lo dejó ir al jardín ya que esa era la señal de que necesitaba hacer sus necesidades. Por desgracia, el sueño venció a Jason y volvió a dormirse en el mueble antes de que Mahi regresara a casa

Jason está ofreciendo una recompensa de 3.000 dólares y todos los días revisa los refugios con la esperanza de encontrarlo.

A la mañana siguiente lo buscó por todos lados pero el perrito simplemente no estaba allí. Fue entonces cuando se dio cuenta de que un trabajador había dejado la reja del jardín abierta. El perrito había podido salir fácilmente. Jason comenzó a revisar las cámaras de seguridad en un desesperado intento de encontrar algún indicio.

Mahi es un macho rottweiler y pesa 30 kilos.

Las imágenes captadas frente a la casa de unos vecinos, demostraron qué había sucedido con Mahi. El perrito se ve ladrando y persiguiendo un auto de la compañía de transporte Lyft. Después de unos minutos el conductor decide detenerse y saluda al perro. Lo peor del asunto era que Mahi no tenía correa así que fácilmente pudo pensar que se trataría de un perro de la calle.

“El día anterior había sido Halloween así que le quité el collar para usar un arnés y poder tenerlo más seguro con la llegada de todos los niños que pedirían dulces. Después le quité el arnés pero olvidé el collar”.

Jason se puso en contacto con la compañía Lyft pero ellos tardaron un par de días en darle la información del conductor. Una vez que dieron con él, el hombre aseguró que había decidido cambiar a Mahi de asiento pero que en ese momento el rottweiler escapó a toda velocidad por la calle. El abogado de Jason pidió acceso a todo el recorrido del taxista pero la información fue denegada.

Mahi subió al auto una hora después de que Jason lo dejara salir al jardín.

HELP US FIND MAHI!

Help us by calling Lyft to investigate who has our dog please! We miss him so much. This happened 1:12 am 11/2/19 at Sh ore Acres FL. He has a fenced in yard, a contractor did not latch the gate this day. We are Heartbroken. He wasn't dropped off at a shelter nor were police notified of a found lost dog. !!! Reward if found and Returned!!!

Publiée par Help Us Find Mahi sur Dimanche 3 novembre 2019

Han pasados dos meses y Jason no se detiene en su incansable búsqueda. Esperamos que pronto pueda reencontrarse con Mahi y puedan recuperar el tiempo perdido.

Comparte esta nota para apoyarlo en estos momentos tan difíciles. Mahi es muy extrañado por toda la familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!