No pueden superar la pérdida de su perrito y en su honor donan casas para callejeritos

Tras años de amor y felicidad al lado de su perrito Yamac, una familia debió despedirse de él pero decidieron transformar todo el dolor causado por su partida en un proyecto maravilloso que está beneficiando a decenas de peludos.

La vida de este peludo ha tenido gran influencia en otros peludos.

El perrito de 15 años fue adoptado por una amorosa familia de Turquía que decidió hacer de sus últimos años los más dulces y alegres.

La criatura había vagado mucho tiempo en las calles y en el momento en que lo rescataron vivía cerca de un sumidero en el cual saciaba su sed. 

La criatura era un saco de huesos y su penosa mirada conmovió a todos.

El tiempo en que la familia compartió con Yamac no fue mucho pero estuvo cargado de grandes emociones.

El animalito estaba desnutrido y enfermo así que lo acompañaron fielmente en su recuperación, incluso celebraban el día del rescate como si fuese el cumpleaños de Yamac. 

Este perrito anciano enamoró a toda su familia.

De algún modo lo era pues ese día el peludo volvió a una mejor vida.

“Vino a mi casa como mi primer hogar de cuidados paliativos. Vivíamos cada día al máximo. Tenía su propia lista de deseos llena de aventuras, fiestas de cumpleaños, besos y amor. Mi esposo y yo lo adoptamos oficialmente porque todos los perros merecen una familia”, comentó la madre de Yamac.

Tristemente, la nueva vida del peludo duró muy poco pero impactó enormemente a su familia. En su nombre, la joven pareja que adoptó a Yamac decidió hacer algo para que la criatura fuese recordada por siempre.

En su nombre crearon una Fundación llamada The Yamac House que no sólo alberga a perritos en los Estados Unidos, sino que brinda apoyo a 850 perros que viven en un vertedero en Corum (Turquía), de donde fue rescatado su propio perrito.

Estas casitas son el legado de Yamac.

“El día que perdimos a Yamac, nuestro mundo se detuvo. Nos rompió tanto que nos preguntamos si podríamos pasar por esto nuevamente. Al final, decidimos que la mejor manera de honrar a Yamac era proporcionar refugio a perros como él. Y así se creó The Yamac House”

La Fundación está orientada a brindar ayuda a los peluditos más ancianos que han sido abandonados o son desahuciados.

Hasta el momento, The Yamac House alberga a 35 perritos y ya tienen 5 más que esperan por ingresar pero no pueden hacer esto solos.

Estas casitas ayudan a los peluditos sin hogar en Turquía.

Al ser una fundación sin fines de lucro el dinero no es precisamente mucho pero sí que saben cómo administrarlo. Para poder continuar con esta bella labor la familia decidió relatar su historia para que muchos se animen a colaborar a través de su página web.

Esta es la mejor manera de transformar el dolor en algo tan positivo como la solidaridad, no te vayas sin compartir esta bella historia y apoyemos a The Yamac House.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!