Cuando este soldado regresó a casa se enteró de que su novia había vendido a su amado perro

Los soldados que son desplegados a lugares remotos para cumplir misiones especiales e incluso proteger a sus naciones siempre desean volver a casa y abrazar a sus seres queridos. Y esto incluye no sólo a sus madres, parejas e hijos, sino a sus propias mascotas.

Pero para el soldado Robert Gabbert, de Colorado Springs, Colorado, su vuelta a casa tuvo un trago bastante amargo.

Para sorpresa del miembro del ejército estadounidense, la persona a la que había confiado el cuidado de su perrito, un Shiba Inu llamado Baxter, lo defraudó.

Por sorprendente que suene y poco probable, Robert dejó a su amigo peludo en compañía de su novia pero esta decidió venderlo a través de Internet.

Robert adoptó a Baxter cuando era sólo un cachorro y rápidamente se convirtió en su mejor amigo.

En el 2014, cuando este fue enviado a una misión especial en Afganistán decidió dejar al animalito en manos de su pareja de años, quien se ofreció a protegerlo durante el tiempo en que Robert estuviese ausente. 

En ocasiones anteriores, el soldado había tenido que separarse de su mascota por su trabajo pero siempre lo dejaba al cuidado de su padre, Sr. Gabbert, de Columbus, Ohio

No hacer las cosas como acostumbraba le valió a Robert la más amarga sorpresa.

La novia maliciosa vendió la mascota a una familia por el sitio de anuncios en línea, Craigslist. Afortunadamente, el Sr. Gabbert se enteró de lo sucedido y logró contactar con los nuevos responsables de Baxter para explicarles la situación.

 “Ese es su bebé. Obtuvo ese perro antes de desplegarse la primera vez. Le molestó bastante cuando descubrió que ella se deshizo de él”, dijo su padre.

La familia que había comprado a Baxter también supo de lo ocurrido a través de las redes sociales, así que cuando el Sr. Gabbert les explicó la situación no pusieron ninguna objeción y decidieron que el cachorro debía volver con su antiguo padre humano.

Al parecer, los nuevos dueños de Baxter se entristecieron, pues los niños ya se habían encariñado con el animalito. La maliciosa acción de esta novia causó dolor en ambos hogares y todo por un poco de dinero. Lo bueno es que el peludo finalmente regresó a la casa de donde nunca debió salir.

Aunque estas situaciones son poco probables, es importante que dejes a tus mascotas en manos de personas de extrema confianza y quizás tu pareja momentánea no sea una de ellas, sino lo crees sólo vale recordar el caso de este soldado.

Robert vivió un momento muy desagradable pero al menos logró recuperar a su pequeño cachorro, comparte esta emotiva historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!