Nueva ley considera a los gatitos y perritos como animalitos de compañía en lugar de ganado

Hay un nuevo logro que celebrar, una nueva ley prohíbe de manera definitiva el consumo y comercialización de perritos, gatitos. Desafortunadamente, el consumo de carne perro es considerado por algunos como algo cultural, un tema desgarrador que quiebra a todos los activistas del mundo.

Nueva ley admite que los perros y gatos no son “ganado”.

ley

Por suerte, esto acaba de cambiar después de que Shenzhen, al suroeste de China, se convirtiera en la primera ciudad de todo el país asiático en tomar medidas que velan por el bienestar de estos animalitos.

Los legisladores han aprobado una ley pionera dentro de todo el territorio chino.

Esta gran victoria se dio a conocer tras una declaración del Ministro de Agricultura y Asuntos Rurales quien declaró por primera vez que los perritos son animales de compañía y no ganado.

La nueva ley perteneciente al Catálogo Nacional de Ganadería y Recursos Genéticos Aves de Corral fue publicado por primera vez el 08 de abril. En ella se proporciona una lista de animales considerados “ganado”,  en la que se omite perros y gatos.

Se estima que cerca de 30 millones de perros mueren en Asia para obtener carne.

Esta ley ampara a los peluditos y oficialmente los reconoce como animalitos de compañía y no como ganado. El Ministro comenta al respecto:

“Con el progreso de la civilización humana y la preocupación y preferencia del público por la protección de los animales, los perros han cambiado de animales domésticos tradicionales a animales de compañía. En general, los perros no se consideran ganado ni aves de corral en todo el mundo, y China tampoco debería administrarlos como ganado y aves de corral”.

Esta nueva ley brinda esperanza a todos los activistas quienes por años han luchado para erradicar por completo con esta brutal práctica que acaba con la vida de millones de perritos.

El Dr. Peter Li, especialista en políticas de China de Humane Society International, dijo:

“Reconocer que los perros tienen un vínculo especial con los humanos es un primer paso esencial para eliminar el consumo y el comercio de carne de perro. Este podría ser un momento crucial que anime a otras ciudades del país a seguir el ejemplo de Shenzhen de prohibir comer perros y gatos”.

Recordemos que comer perros y gatos forma parte de la tradición en algunas ciudades de este país, incluso hay quienes celebran un festival anual de carne de perro donde miles de perritos son sacrificados para ser vendidos y finalmente comidos.

Yulin, en la región de Guangxi, lidera el festival pese a las declaraciones oficiales que estos animalitos no son considerados como comida.

La OMS advierte que el comercio de perros propaga la rabia y aumenta el riesgo de cólera.

Humane Society International tiene la esperanza que tras la nueva ley de Shenzhen el resto del territorio chino ponga fin a esta atroz práctica. Al respecto el Dr. Peter Li destacó:

“Decenas de millones de perros y gatos cada año, en su mayoría mascotas robadas, sufren por el comercio de la carne, que está casi enteramente alimentado por la delincuencia y, quizás lo más significativo en este momento, representa una amenaza innegable para la salud humana con el riesgo de enfermedades como la rabia y el cólera”.

En la nueva ley se presenta una lista de ganado que menciona una variedad de vida silvestre que pueden ser criados para consumo, usos médicos y otros.

Esto incluye el ciervo Sika, el reno, la alpaca, el avestruz, así como especies criadas para el comercio mundial de pieles como visón, zorro plateados, perro zorro y mapache.

El artículo 3 de la nueva ley de la seguridad alimentaria de Shenzhen aclara que no permite el consumo de animales domésticos, como perros y gatos.

Un total de 18 especies han sido aceptadas como ganado, si bien perros y gatos están exentos, incluir tantos animalitos no deja de ser preocupante.

La Doctora Teresa Telecky, vicepresidenta de vida silvestre de Humane Society International, dijo:

“El cambio de marca de la visa silvestre como ganado no altera el hecho de que existen desafíos insuperables para mantener estas especies en ambientes comerciales de cría en cautividad, y que sus necesidades de bienestar simplemente no se pueden satisfacer. Además, existe evidencia clara de que algunas de estas especies pueden actuar como huéspedes intermediarios de virus, como COVID-19, por lo que estamos instando a los gobiernos de todo el mundo a que dejen de comerciar con la vida silvestre”.

Esta nueva ley ha marcado un hito en la historia de este país, pero no deja de preocupar que la vida silvestre siga estando en riesgo solo por complacer el deseo de una sociedad que por cultura o tradición llevan anclado la miseria, el llanto y la muerte de tantas criaturitas.

Esta es una gran noticia, pero el mundo necesita seguir luchando por los derechos de los que no tienen voz.