Nuevas reglas «increíblemente crueles» permitirán a los cazadores actos deplorables con crías

La caza furtiva es una de esas acciones que despiadadamente acaba con la vida de miles de animales, una acción que sin justificación alguna va ganando terreno protagonizado por seres que ven a los animalitos como una especie de trofeo donde disparar a matar es lo único que importa.

Si bien activistas de todo el mundo se han unido para rechazar contundentemente este tipo de acciones, los cambios han sido mínimos.

La decisión de reavivar la legalización de la caza de animales ha creado controversia.

Por el contrario, algunos gobiernos se suman y permiten que la caza sea algo legal sin importar las consecuencias que esto pueda traer.

Recientemente, la administración del gobierno de Trump ha cambiado algunas reglas que pone en jaque mate la vida de miles de osos y zorros. Algunas de las nuevas reglas son:

«Permitir a los cazadores matar osos negros, incluidos cachorros y hembras con cachorros, fuera de sus guaridas con luz artificial; usando cebos para atraer osos negros y marrones; cazar lobos y coyotes durante la temporada de caza y disparar al caribú mientras están nadando o fuera del agua”.

Esto contradice por completo lo establecido por el gobierno de Obama en el 2015, donde los cazadores eran condenados por matar a los osos negros y atraer a los osos pardos con comida humana lo que los convertía en blanco fácil.

Mientras unos creen que la caza es controlada, otros aseguran que las personas lo practican por diversión.

Ante las nuevas reglas, el director de políticas del Centro para las Prioridades Occidentales, Jesse Prentice-Dunn, destacó que los cambios fueron “increíblemente crueles”. Al respecto comenta:

«Es sólo lo último de una serie de esfuerzos para reducir las protecciones para la vida silvestre de Estados Unidos a instancias de las compañías petroleras y los cazadores de trofeos”.

Según la nueva administración de Trump, las sanciones de caza en el gobierno de Obama se implementaron sin consultar con la Tanana Chiefs Conference (TCC), una organización sin fines de lucro de Alaska.

Esta organización comenta ante la actual situación lo siguiente:

«Trabajamos para satisfacer las necesidades de los servicios sociales y de salud de los miembros y beneficiarios de Tribal en toda nuestra región”.

Un grupo de investigadores ha destacado que en las páginas sociales de TCC no se menciona nada sobre el asesinato de osos y zorros.

No niegan que en ellas se discuta principalmente el tema del juego y la caza, lo que da razones para cuestionar por qué la administración de Trump justifica estas acciones desagradables.

Los cazadores incluso pueden llevarse los animales a casa como parte del “trofeo”.

Theresa Pierno, presidenta y directora ejecutiva de National Parks Conservation Assassination (NPCA), ha publicado su rechazo ante las nuevas reglas de caza. Al respecto dijo:

«La visita directa del secretario de Interior, Ryan Zinke, al servicio de Parques Nacionales es vergonzosa. El Servicio de Parques Nacionales debe tener la autoridad para evitar la matanza potencialmente indiscriminada de osos y sus cachorros en los parques nacionales”.

Esto sin duda, es un gran retroceso que deja evidencia la ausencia del gran sentido de pertenencia a la fauna y respeto por la vida animal. Por favor, seamos conscientes y luchemos por más leyes que salvaguarden la vida de los animales.

Seamos la voz de los más vulnerables y rechacemos por completo este tipo de acciones. Nada cambia, si tú no cambias, demostremos que los buenos somos más y unámonos para exigir más leyes en contra de los tratos injustos. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!