Oficiales consuelan a un ciervo bebé asustado que quedó atrapado en un estrecho lugar

La madre de un venado no estaba lo suficientemente cerca para cuidarlo de los peligros y el travieso animalito terminó atascado en un pozo, mientras lo invadía el pánico y la desesperación.

Así como los más curiosos niños, un bebé cervatillo se metió en problemas al abandonar el bosque para invadir el patio trasero de una familia en Virginia, Estados Unidos.

Los dueños de la residencia estaban enamorados del huésped inesperado pero, mientras lo observaban por la ventana, notaron que estaba en problemas.

El venadito había caído por accidente en la entrada de un pozo subterráneo que había en el lugar. Este amiguito no cayó por entero al pozo pero sí había quedado atrapado.

Lo que parecía ser una travesura resultó todo un problema.

La familia decidió pedir  ayuda a los oficiales de Fairfax, en vista de que no pudieron auxiliarlo por su propia cuenta. Trataron de calmar al animal mientras llegaban los expertos.

¡Por fortuna! Los oficiales llegaron rápidamente y con esfuerzo lograron sacar al cervatillo del lugar estrecho en el que había quedado atrapado.

El animalito estaba notablemente nervioso pero con un poco de amor, una oficial que lo tomó en sus brazos logró calmarlo.

La noticia fue dada a conocer, a través de Twitter oficial del Departamente de la policía del Condado de Fairfax:

«Nuestros oficiales rescataron a un cervatillo que se cayó por un pozo de ventana de una casa en Great Falls, VA. ¡El oficial Kolwicz saltó a la ventana y se la entregó a la oficial Milburn, luego la guió a los arbustos cercanos para que la guardaran hasta que su madre regrese!», escribieron en la publicación.

Las imágenes compartidas en la publicación demuestran que el animalito estaba bien, después de ser soltado del lugar donde estaba atascado. Finalmente, los oficiales hicieron lo correcto: procedieron a dejar en libertad al pequeño cervatillo, conduciéndolo hacia unos arbustos.

La Policía del Condado de Fairfax tiene un grupo especial de recate animal que acude a los llamados y denuncias de animalitos en apuros o que son tratados de una forma injusta.

Por ese motivo, los uniformados supieron exactamente qué hacer para poner a salvo la vida del animalito.

Cualquier residente puede comunicarse con esta brigada a través de la siguiente línea: 703-691-2131. Nos complace pensar que después de la labor de estas personas, el travieso amiguito pudo regresar a su habitad y reencontrarse con su mamita. Normalmente, cuando estos venaditos no están cerca de su madre es porque la venada está en busca de comida en algún lugar cercano.

Esperamos que ambos cervatillos hayan podido reencontrarse. Comparte esta nota y muestráles a tus amigos qué deben hacer en un al ver a un animalito en apuros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!