Una orca que siempre ha vivido en cautiverio se enamora de un perro de servicio en un acuario

Las orcas son los mamíferos acuáticos más imponentes en el planeta. No obstante, pese a sus grandes dimensiones, también han sido víctimas de la maldad humana y muchas de ellas han tenido que vivir toda su vida detrás de los gruesos cristales de parques acuáticos que intentan preservarlas.

Día a día, estos fabulosos animales son visitados por cientos de turistas que se complacen al verlos nadar dentro del acuario. Adultos y niños quedan anonadados ante su presencia, y también reciben la visita de uno que otro perrito que visita las instalaciones del lugar en compañía de sus humanos.

Tal como sucedió en esta historia con un perrito de servicio.


Todo ocurrió en el conocido parque temático de Estados Unidos, SeaWorld, en el que todavía habitan 27 orcas y muchas de ellas nunca han navegado por el extenso mar; conociendo únicamente a sus otros compañeros acuáticos, a sus cuidadores y a los visitantes del lugar.

Una de las orcas no pudo evitar quedar impresionada con un singular amigo peludo que observó detrás del cristal. Para ella, se trataba de un ser nuevo al que jamás había visto y al que, sin duda, estaba deseosa de conocer.

Es común que las orcas intenten relacionarse con otros animales acuáticos como los delfines, pero lo extraño y lo que ha hecho que este vídeo tenga más de 218 mil reproducciones, radica en que no es usual la alegre y divertida interacción que ambos tuvieron. 

Dog and killer whale interact at aquarium

I smell the start to an adorable Disney adventure movie 🐶🐳[Via Jukin Media]

Publiée par theCHIVE sur Vendredi 25 janvier 2019

En el lugar se encontraban dos hermosos perritos de servicio, uno de color negro y uno de un brillante color caramelo, el primero de ellos decidió no hacer contacto con el imponente animal acuático y el otro sencillamente no pudo evitar ignorarla.

Había mucha curiosidad entre ambos: ella quería tocarlo con su nariz y él quería llenarla de besos con su lengua. En cualquiera de los dos casos, se denota un gran entusiasmo entre ambos, el canino no podía dejar de mover su cola y la orca no dejaba de acercarse mirándolo amigablemente.

Durante ese encuentro ambos parecían jugar una especie de mímica; ambos la estaban pasando bien. La orca demostraba su alegría moviendo la boca como si estuviera riéndose y el can, emocionado, no paraba de ladrar, parecía que estaban teniendo un cordial diálogo.

Este acontecimiento fue bastante emotivo y enterneció a todos los cibernautas. Sin embargo, también causó polémica al evidenciar que mientras el perrito de servicio podía ir y venir por donde él quisiera, la majestuosa orca tiene que vivir en cautiverio alejada de la naturaleza.

«En una película de Disney, la ballena sería libre al final. Esta ballena ha estado en prisión toda su vida. ¡No es adorable!», señaló una internauta.

Después del insólito encuentro, el perrito se marchó del acuario y la pobre orca continúa viviendo cada uno de sus días encerrada bajo las cuatro paredes de cristal, esperando con ansias reencontrarse con su peludo amigo.

Esto demuestra lo carismática y simpática que puede llegar a ser un animal pese a vivir en cautiverio. Definitivamente, es una gran enseñanza para los seres humanos. Debemos aprender de estos animalitos que reconocen la alegría y el disfrute que puede obtenerse con una simple mirada o sonrisa.

¡Comparte la amistad de estos adorables animales con todos tus amigos! Y demos a todos los animales una vida mejor. Impidamos que pasen toda tu vida recluidos, en cautiverio.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!