Un par de ositos bebés temían por su vida dentro de una cueva pero gritaron como más pudieron

Cuando llega la temporada de lluvia son muchos los indefensos animalitos que se ven fuertemente afectados, algunos en medio de la desesperación e impulsado por su instinto de supervivencia abandonan a sus crías, así le pasó a un  par de hermanos osos que pasaron horas de suspenso al caer en una cueva inundada.

La suerte acompañó a este par de hermosuras.

 

Con mucho frío e invadidos de miedo los ositos bebés solo se tenían el uno al otro para intentar salir de la cueva, hacerlo por sus propios medios era algo casi imposible así que los ruidos que hacían mientras sobrevivían llamaron la atención de unos policías que pasaron en el momento más oportuno.

Aunque se desconoce el motivo por el cual los ositos estaban solos,  Jon Pillath, compañero de trabajo de uno de los rescatistas argumenta que posiblemente la madre estaba cerca, lo importante es que lograron sacar a los osos y llevarlos a la estación para que se calentaran un poco.

Después de pasar tanto tiempo en la guarida inundada una caricia es el mejor regalo.

Las posibilidades para que los ositos lograran salir solos eran casi nulas, que bueno que los rescatistas se percataron del sonido y se acercaron. Ambos ositos recibieron atención médica para descartar que tuvieran alguna lesión afortunadamente fue más el susto que otra cosa.

Los cachorros nacieron cerca de Ashland, Wisconsin. Con la esperanza  de ser encontrados por su madre los policías dejaron a las crías cerca de donde fueron rescatados pero tras un periodo de observación se dieron cuenta que seguían huérfanos. Para no dejarlos a la intemperie decidieron trasladarlos a Wild Instincts Animal Hospital en Rhinelander, lugar donde se encuentran actualmente.

El personal del hospital vela por la seguridad de los ositos, aunque tienen ciertos cuidados no se les permite a las personas que sean muy cariñosos ni que les hablen durante la comida. El hecho de crear vínculos afectivos puede poner en riesgo la vida de los ositos, desafortunadamente hay personas que se acercan con otras intenciones.

La sonrisa en inevitable cuando se ayuda a preservar la vida de pequeños animalitos.

The Dodo

Después de todo y gracias a la voluntad de los policías los ositos fueron rescatados, esperamos que puedan crecer sanos y fuertes para que hagan vida silvestre en nuestro hermoso planeta.

Recordemos que todos somos importantes para poder tener un ecosistema equilibrado. Ayuda a compartir la nota para que sean más los animalitos con suerte.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!