Un oso bebé lleva meses encerrado en un sótano y nadie lo puede rescatar

Es un caso insólito, cruel y desalmado. Un oso bebé lleva meses encerrado y abandonado en el sótano del restaurante del Parque Nacional de las Montañas de Kosovo.

Y es por eso que la organización proteccionista de animales Four Paws se encuentra protestando por esta situación y haciendo todo lo posible para que este animalito vuelva con su madre a su hábitat original.

«Vamos a reclamar cada día que este oso esté viviendo en la oscuridad y la suciedad de ese sótano», dijo uno de los voceros de la ONG.

Uno de los vídeos que logró grabar un activista de Four Paws para hacer visible el reclamo

Todo comenzó en febrero de este año, cuando un hombre encontró en el medio del patio de su casa una bola de pelos; y en un principio pensó que era un cachorrito. Pero le llamó la atención que el animalito tuviera garras demasiado filosas y unos sonidos que no eran propios de un perro.

Por eso, al inspeccionarlo, rápidamente se dio cuenta que se trataba de un oso. Así lo cuentan desde Four Paws.

Cuando el ciudadano de Kosovo dio aviso a las autoridades pertinentes, entregó al pequeño oso con la idea de que lo llevarían de regreso al bosque a reunirse con su madre; de hecho eso fue lo que le dijeron que iban a hacer.

Pero nada de eso ocurrió. Los guardaparques del Parque Nacional de las Montañas de Kosovo, donde vive la mamá osa, tomaron la inexplicable determinación de encerrar al osito en un sótano; aún sabiendo que es ilegal mantener osos como mascotas.

Desde Four Paws explicaron: «El oso sigue bajo la administración del parque en el sótano de un restaurante que pertenece a uno de los guardabosques. Apenas tiene espacio para moverse y rara vez ve la luz natural«.

Mientras tanto el osito crece muy lejos del ideal de vida que debería tener

Lo más llamativo del caso es que son los propios guardabosques los victimarios; cuando se supone que deberían ser los primeros proteccionistas. Otro de los hechos que aún es inexplicable es que el propio Gobierno se rehúsa a entregar al cachorro.

«Es increíble que el mismo Estado no respete sus leyes», expresó indignado Carsten Hertwig, experto en osos en la organización.

Para colmo, cerca del parque existe un santuario donde el oso podría vivir perfectamente y crecer en compañía de pares. Lo cierto es que, mientras tanto, cada día que pasa, el bebé oso se aleja más del ideal de vida que debería llevar.

Four Paws

Para ayudar a salir de esta terrible situación a este oso bebé puedes firmar la petición de Four Paws, que hasta el momento lleva más de 37 mil firmas.

Lo cierto es que es increíble que exista este tipo de personas, peor aún, profesionales que se supone están a cargo de proteger la zona y los animales, pero en cambio los maltratan sin sentido alguno, teniéndolos encerrados como si fueran mascotas.

No te vayas sin compartir esta historia; así somos cada vez más los que pedimos por la liberación de este osito y para que vuelva a su hábitat con su mamá.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!