Para frenar las injusticias prohíben enjaular y comercializar con aves, reconocen sus derechos

En el reino animal las aves son la clase con mayor diversidad y a todos nos encantan por sus hermosos colores y bellas melodías. Pero la naturaleza humana en ocasiones puede ser muy egoísta y durante décadas les hemos impedido a estos seres ser libres.

No poder volar es como decirle a un pájaro que no sea pájaro.

Por esa razón la decisión tomada por el gobierno de la India realmente nos ha llenado de alegría. Un tribunal ha prohibido terminantemente el comercio y la retención de estas criaturas en jaulas. El motivo es obvio y sencillo, estos actos van en contra de sus propios derechos. 

Este gran logró ha sido posible, gracias a la iniciativa y los esfuerzos  de la ONG People For Animals (PFA). Tras años de luchas, la organización logró demostrar lo evidente pero obviado por muchos: las aves no son felices en esas cárceles diminutas.

Hablamos de animales del aire y no somos quiénes para prohibirles volar.

El comercio de estas criaturas es bastante común en los mercados locales y las calles de este país. Sin embargo, estos amiguitos sufren de estrés a causa del tiempo en el que están prácticamente aglutinados en un espacio tan pequeño y con numerosos miembros de diferentes especies.

Quizás en otros animales como los perros sean más evidentes las señales de tristeza en comparación con las aves. Sin embargo, algunos signos como la pérdida de las plumas o, incluso, la autoflagelación (típica en especies como los guacamayos), son signos evidentes del estrés acumulados por el cautiverio.

Es importante aclarar que la prohibición está relacionada con el comercio de aves pero no aplica, por ejemplo, para algunos santuarios y refugios en los que se emplean las jaulas como formas de proteger a las criaturas durante la noche o los días de lluvia.

Para ningún animal es agradable estar separado de su hábitat, especialmente para un ave que se caracteriza por su habilidad para volar.

Ser libres no es una opción sino su derecho natural, pero tristemente el egoísmo del hombre se empeña en negárselo.

La iniciativa de este tribunal en la India debería de aplicarse no sólo en este país, sino en el mundo entero pero las aves no tienen voz, ni forma de exigirlos. Es cuestión de nosotros, los amantes de los animales, poder reivindicar los derechos de estas criaturas y asegurarles una vida mejor y en libertad.

Por favor comparte esta nota y ayúdanos a hacer posible que esta iniciativa se multiplique. Ellos son seres libres y no merecen que negociemos con su libertad ¡Basta de malos tratos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!