Pareja de perritos ancianos recién casados buscan un hogar donde puedan estar juntos por siempre

Para las mascotas perder a su dueño puede llegar a ser un golpe muy duro. El apego tan grande que tienen hacia ellos los hace vulnerables cuando la rutina que solían llevar cambia drásticamente, afectando sus emociones y con ello su estado físico.

La historia de este par de perritos fue dura al principio, teniendo que enfrentarse a la dolorosa pérdida de su persona favorita. Afortunadamente, el lazo que los mantiene unidos los volvió más fuertes y juntos esperan a que se les brinde una segunda oportunidad de iluminar la vida de alguien más.

Después de que su dueño falleciera, Zachary y Pee Wee, dos perritos de raza chihuahua, fueron llevados a un gran refugio público en Carolina del Norte. El lugar ya estaba lleno cuando llegaron y no pudieron acomodarlos por lo que pronto fueron trasladados a la asociación Adoption First Animal Rescue.

Cuando la pareja llegó por primera vez al centro de rescate, se hizo evidente de inmediato cuánto se aman y lo importante que es para ellos estar juntos.

Zachary y Pee Wee han estado juntos durante ocho años y no pueden imaginar la vida sin el otro. Tienen un vínculo muy especial, todos en el rescate han disfrutado de conocerlos y aprender del valor de su lealtad mutua.

“Quieren estar acurrucados el uno con el otro para sentirse seguros. Cuando se separan, Pee Wee se deprime mucho y tiene dificultades para relacionarse con nuevas personas”, dijo Nicole Johnson, miembro del personal del rescate.

Zachary es definitivamente el más social de los dos y, aunque Pee Wee puede ser muy tímida, no hay nada que no pueda hacer si se lo propone

Después de verlos y sentir un profundo cariño por ellos, todos los que estaban en el centro de rescate se conmovieron con el dulce vínculo de la pareja y a las pocas semanas decidieron hacer algo increíblemente especial para ellos: hacer una boda canina.

El rescate pudo obtener un vestido de novia que se ajustó perfectamente a Pee Wee y el novio fue vestido con un lindo traje. Rodeados del personal y los perros que integran el instituto, finalmente se casaron después de todos esos años de amor.

“El clima mejoró justo a tiempo para el gran evento. Ambos estaban muy felices y lucían radiantes para su sesión de fotos”, dijo Johnson.

Ahora que están casados y han declarado su amor mutuo al mundo, solo tienen un deseo más: encontrar el hogar perfecto para acurrucarse por el resto de sus días juntos. Nuestros mejores deseos están con los recién casados.

¡Comparte esta emotiva historia de amor con todos tus amigos y ayúdanos a que más perritos puedan encontrar el amoroso hogar que siempre han merecido!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!