Pasa aullando sin parar en un estacionamiento durante días llamando a su dueño que no volverá

Nunca podremos entender, mucho menos justificar, el destino incierto de animalitos dejados a su suerte, especialmente cuando tuvieron una familia y vivieron bajo su mismo techo.

Enlaces patrocinados

Mary Murphy, una voluntaria de Arrow Dog Rescueno podía dar crédito a lo que encontró en el estacionamiento de un centro comercial llamado Sam’s Club, en Memphis, Tennessee.

Se trataba de una perrita abandonada de la forma más cruel, parecía que su dueño simplemente la dejó allí y se fue para no volver nunca más.

El personal de una tienda comentó que la veía todos los días sola llorando en el estacionamiento. Ella jamás se apartó de ahí y miraba en las ventanas de los autos por si aparecía su dueño.

Durante días, aulló sin parar… ¡Qué tristeza!

perro-abandonado1

El desalmado dueño nunca pensó en lo mucho que su perrita lo quería y en su lealtad infinita. Ella esperaba con la confianza de volverlo a ver, sin saber que había sido abandonada para siempre.

Enlaces patrocinados

Así transcurrieron nueve días, en los que gemía llorando en aquel lugar, hasta que Mary Murphy intervino. Pasó más de tres días visitando ese estacionamiento; llevaba una silla, un libro, a veces su perro, y se sentaba a su lado. Hacía de todo para ver si podía ganarse su confianza, pero era una tarea más difícil de lo que pensó. Hasta que con un poco de ayuda de otro voluntario, finalmente pudo deslizar un collar en su cuello.

perro-abandonado2

Así la trasladó al centro de rescate donde la encargada comentó que “realmente parecía estar en muy buenas condiciones, parece que alguien le quitó el collar y simplemente la abandonó allí”.

Ese mismo día ya tenía un nombre: Samantha.

perro-abandonado3

Enlaces patrocinados

«Está muy asustada y nerviosa, y necesita estar en un lugar tranquilo con alguien con un poco de experiencia con este tipo de perros. ¿Alguien puede ayudar a nuestra dulce niña?», escribieron desde Arrow Dog Rescue junto al video que parte el alma a cualquiera.

Las escenas de Samantha gimiendo sin parar rápidamente tocaron miles de corazones en el mundo entero. Y sin imaginarlo, esta pequeña en cuestión de días sería adoptada por la mejor familia que pudo soñar.

Así lo relataron desde el refugio:

«Samantha ha sido adoptada. Su video en el estacionamiento ha sido visto más de 150.000 veces. Esperemos que cambie el corazón de algunas personas sobre lo profundamente que sienten los perros cuando pierden a sus humanos. La familia de Sam nunca la dejará nunca más».

Enlaces patrocinados

Es demasiado triste pensar que todos los días se repiten historias como esta, pero nos consuela saber que hay héroes trabajando para salvar la vida de animales como Samanta que sufren una situación de soledad y tristeza, con la incertidumbre de no saber si volverá con su familia.

Recuerda que adoptar un perro es un compromiso para toda la vida. ¡COMPÁRTELO!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!