Tras la muerte de su hermano, este patito recupera la esperanza gracias a un pato de peluche

Un gesto de nobleza puede ser la ayuda necesaria para cambiarle la vida a cualquiera, sin importar de que se trate de una persona o un animal; actuar de manera desinteresada y buscando lo mejor, siempre tendrá su recompensa.

En Georgia, una mujer llamada Melanie Abney, encontró a un pequeño patito mientras se dedicaba a tomar fotos de la naturaleza junto con dos amigos. El pequeño estaba con su hermano, pero este murió por razones desconocidas. A pesar de todo, el patito se aferraba con su hermano para anidarse con él.

El pequeño era incapaz de regresar al agua, porque cada vez que lo hacía, los patos adultos lo correteaban. Los patos mayores intimidaban al pequeño patito, tanto dentro como fuera del agua, provocando que casi muriera de hambre porque nunca lo dejaban en paz.

Sintiendo mucha lástima por el patito, la mujer decidió llevárselo con ella para que estuviera en un lugar seguro. La idea era que la mujer acogería al animal por unos días, pero comenzó a encariñarse del pequeño a los pocos minutos de tenerlo con ella.

Pasó sus primeros meses viviendo en el porche trasero, pero su nueva dueña le preocupaba un poco que Ducky estuviera solo allí, así que le ocurrió la brillante idea de obsequiarle un pato de peluche que pertenecía anteriormente a sus hijos cuando aún eran niños.

Solo bastó con una mirada para que Ducky sintiera una fuerte conexión con DuckDuck, el peluche. Ducky, pasaba la mayoría del tiempo acurrucado con el peluche de la misma manera que lo hacía con su hermano.

Green Acres is the place to be. Farm livin' is the life for me. Ahahahaha! A little DuckDuck lovin’ before heading to the Duck Condo.

Publiée par Duck Tales-Ducky the Rescued Duck sur jeudi 22 mars 2018

“Pareciera que cuando está con él, nadie más existe”.

No pasó mucho tiempo para que Ducky se ganara el amor de toda la familia y se volviera parte de esta; incluso cuándo los hijos de Melanie están de visita, pasan la mayor parte del tiempo jugando con él.

Él ama la atención y no dejará a nadie tranquilo si no la obtiene. Sigue a su dueña a todas partes como si se tratara de un perro y no de un pato, incluso algunas veces se adueña de la cama del perro de la familia.

Al crecer de tamaño, Ducky, ya no podía quedarse más en el porche, así que le construyeron un estanque a la medida necesaria para que pudiera nadar y jugar a gusto, también se le construyó una casa para patos, donde duerme cómodamente con DuckDuck.

Dee is extra fond of the English peas they've had this week!

Publiée par Duck Tales-Ducky the Rescued Duck sur dimanche 27 août 2017

A pesar de que todo lucía muy bien para el pequeño pato, Melanie sentía que algo le faltaba, que Ducky no viviera con otros patos no le parecía algo saludable. Así que buscaron a dos patitos reales para que sean los nuevos miembros de la familia que le harán compañía.

Al principio Ducky no se llevaba del todo bien con Tweedle y Dee, pero después de un tiempo viviendo juntos, se volvieron inseparables. Comen juntos y terminan de comer al mismo tiempo, juegan juntos en los charcos de lluvia y duermen acurrucados, hasta que Melanie los mete en su casa para que duerman tranquilos. Ducky es un pato muy afortunado en haber encontrado a personas que estuvieron dispuestas a cuidarlo, quererlo y darle lo mejor.

Puedes seguir las aventuras de Ducky y su peluche DuckDuck, en su red social.

Facebook / DuckyTheRescueDuck

Estas son las personas que marcan una diferencia positiva en el mundo. ¡Comparte esta bella historia de Ducky con tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!