Dejan a una perrita encadenada por días fuera de su casa después de que su dueño fallece

Nuestras mascotas están con nosotros en cada una de las etapas que tenemos en nuestras vidas; sin embargo, algunas mascotas usualmente no suelen ser recompensadas de la misma forma siendo abandonadas en sus momentos más difíciles.

Esta es la historia de una perrita bulldog llamada Frances, de Little Haiti, Miami, que al morir su dueño, fue olvidada en su casa. Ningún miembro de la familia, amigo o vecino del humano de la perrita, se percató en pensar en el can haciéndola pasar varios días en la soledad de su casa.

Afortunadamente, se tuvo noticias de Frances, por un error en una construcción vecina que encendió las alarmas de la vivienda que habita la perrita. Ella como buena guardiana, salió a ladrar en la platabanda de la casa y llamó la atención de una de las trabajadoras de la construcción llamada Claire Morera.

Morera notó al can y se preocupó al notar cómo se encontraba físicamente el animal. A lo lejos se podía ver que Frances estaba demacrada y en muy mal estado.

La mujer se acercó lo más que pudo a la casa vecina y logró observar que Frances estaba totalmente cubierta de garrapatas, notablemente desnutrida, con una infección en ambos ojos y además estaba atada a una pesada cadena que limitaba sus movimientos.

Al ver la deplorable y triste situación que atravesaba el can, ella decidió tomarle varias fotos como prueba y la publicó en su red social etiquetando a un grupo de rescate local llamado Abandoned Dog Everglades. De esa manera, Jan Stenger, una voluntaria del equipo de rescate, se involucró en el caso de Frances.

“En realidad estábamos en un rescate diferente esa mañana,  pero busqué la ubicación de Frances en mi teléfono y estábamos a pocos kilómetros de ella”, dijo Stenger.

Stenger fue al rescate de Frances con una compañera del equipo, Carol, mientras que los demás voluntarios siguieron en la misión que tenían esa mañana.

La voluntaria lleva realizando estos trabajos desde hace 4 años. Ha considerado que ella y Carol son las voluntarias más fuertes del equipo porque logran mantener la tranquilidad y sus emociones con más facilidad.

Sin embargo, el caso de Frances hizo que ambas rompieran en llanto ante la horrible situación por la que tuvo que pasar la perrita por varias semanas.

 

“La gente sabía que ella había quedado allí pero, obviamente, no estaba siendo alimentada adecuadamente”, dijo Stenger

La parte más difícil de la misión fue quitar la cadena de dónde estaba atada, pero no pudo ser liberada hasta que llegó al veterinario. En el momento que soltaron la pesada cadena de su cuello, fue la primera vez que Frances movió su cola frente al equipo, y seguramente también en varias semanas.

Aunque estar atada todo el día y todos los días es una situación bastante difícil, sin duda alguna, una de las cosas que más perjudicó a la perrita fue la gran infestación de garrapatas y la infección de sus ojos.

A causa de la infección, la perrita tuvo que ser sometida a una operación en la que le extrajeron sus dos ojitos. Pero aunque suena mal, estos cambios se convertirían en un inicio bastante hermoso para la perrita.

Facebook / claire.morera/ABANDONEDDOGSEVERGLADES

Así está Frances ahora:

La perrita vivió con Stephanie Palmer, la gerente del centro médico veterinario, donde fue tratada, de manera temporal. Después de que Frances superara con éxito su tratamiento, Stenger se ofreció en ser su hogar temporal, sin embargo, se enamoró de la actitud de Frances y de su rápida mejora, demostrando sus asombrosas ganas que tiene para vivir.

El cambio de Frances es increíble, y tú puedes hacer parte del cambio de un ser que esté pasando por una difícil situación y darle una nueva oportunidad de vida. ¡Comparte la emotiva historia de Frances en tus redes!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!