Esta pava se hizo la mejor amiga de su compañera canina y ahora no pueden vivir separadas

Muchas personas creen que la clave para una buena amistad se encuentra en las similitudes entre los amigos, pero definitivamente esto no aplica para este tierno par de animalitos que se convirtieron en las mejores y más insólitas amigas por azares del destino.

La historia de estas amigas comenzó cuando Blossom, la pava, apenas tenía cinco semanas de haber nacido y fue rescatada e internada en un refugio. En aquel sitio ella se sentía completamente fuera de lugar y una de las trabajadoras del refugio, llamada Abbie Hubbard, decidió llevársela a su casa al darse cuenta de lo mal que la estaba pasando la pequeña.

Así que Blossom se mudó a un hogar de acogida

Justo después, al llegar al hogar de Abbie, nadie habría podido imaginar lo que Blossom haría, pues no tardó ni un segundo en adaptarse a su nueva casa, y sobre todo a su compañera canina Minnow.

Abbie dejó que Blossom le diera un vistazo a la casa y lo primero que ella hizo fue dirigirse a la cama de Minnow, donde comenzó a acomodarse como si se tratara de su propio nido. Por suerte, la perrita lo tomó a bien y simplemente sentía curiosidad por su nueva amiga emplumada.

Blossom y Minnow ahora hacen todo juntas

Desde aquel momento Blossom y Minnow se han convertido en las mejores amigas, y según cuenta su dueña, ellas tienen una relación más parecida a la de dos hermanas que a la de dos amigas, pues sin importar cuantas veces peleen porque la otra no quiere compartir sus juguetes, ellas siempre encuentran la forma de perdonarse y seguir queriéndose.

Como Minnow era la mayor de las dos, se convirtió en la protectora de Blossom y desde que la conoció no dejó de seguirla para acurrucarse junto a ella todas las tardes.

Pero ellas siempre consiguen la forma de hacer las paces

Sin embargo, Abbie comprendía que aquel no era el hogar ideal para Blossom, pues ella es una pava, así que se la llevó a un santuario para que pudiera convivir con otros pavos en un ambiente más abierto. Sin embargo, la pequeña pava no quería nada de eso, de hecho, el cambio hizo que se deprimiera y estuvo por tres días consecutivos paralizada en un solo lugar.

La vida de campo no era para Blossom

Blossom ya tenía un hogar feliz y este estaba junto a Minnow, así que Abbie no dudó y la llevó de vuelta a su casa, donde la pava actuó como si nada hubiera sucedido y se fue directo a sentarse en el sillón para ver la televisión con su amiga y su dueña

Y así fue como Blossom consiguió su hogar permanente

@minnow.and.blossom

Hasta el día de hoy Blossom y Minnow siguen siendo las mejores amigas y todo parece indicar que ellas seguirán teniendo la más tierna amistad hasta el final de los tiempos.

¡Comparte esta historia con tus amigos para enseñarles que la amistad no tiene límites!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!