El día que todo cambio para Pax, un perrito callejero rescatado de su terrible abandono

Para los aquellos animales que no tienen hogar, pero consiguen personas que mantienen su corazón abierto para darle abrigo ganan el amor más puro, agradecido y sincero.

Según la organización Hope For Paws, esta es una historia que habían querido contar hace mucho tiempo, y por fin llegó el momento.

Se trata de Pax, un perrito enfermo que fue abandonado y estaba viviendo en la calle. Fue rescatado en el año 2014.

Las organizaciones de rescate han logrado cambiar muchas vidas y afortunadamente Pax estaba destinado a ser una más. Hope For Paws recibió una llamada de Kris Kelly, fundadora de Kris Kelly foundation sobre un perro abandonado en una localidad cercana a la frontera entre California y México.

A la mañana siguiente su rescatista salió muy temprano. Sabía que sería un largo viaje y de ser necesario tendría que estar allí todo el día hasta rescatar al pequeño.

Siempre que sea para salvar una vida cualquier esfuerzo vale la pena.

Cuando llegó, encontró a este perrito en condiciones lamentables de abandono. Triste, lesionado, cubierto de sarna y hambriento. También encontró el cráneo de otro perro que probablemente murió desolado.

Un habitante de la zona dijo que hacia lo posible por alimentarlo. Gracias a su caridad pudo mantenerlo con vida hasta que alguien llamó por ayuda.

Pero Pax necesitaba mucho más que comida.

Este rescate fue bastante fácil porque este chico sabía que necesitaba ayuda y solo esperaba deseoso que alguien apareciera para sacarlo de su penosa situación.

Le ofreció a Pax una hamburguesa con queso que había llevado especialmente para él, mientras comía cada bocado pudo colocar la correa en su cuello y subirlo al auto.

Juntos emprendieron el largo viaje de regreso a Los Ángeles. Días después de recibir atención médica, Pax fue a un hogar de acogida que le encontró su amiga Kris.

Unas semanas más tarde llegó una noticia maravillosa, recibió una llamada de Linzi Glass, fundadora de The Forgotten Dog Foundation. Ella le dijo que tenía una amiga que acababa de perder su Golden Retriever y que le gustaría adoptar a Pax.

Entonces sucedió. Este dulce chico había encontrado el hogar más increíble y amoroso. Pax se mudó.

Ahora es un perro feliz y saludable.

Es hermoso como tres organizaciones han trabajado juntas para lograr que este perrito pudiera dejar su triste pasado atrás y la historia de su vida tenga un final feliz.

No hay nada más emocionante que ver lo agradecido que está Pax.

Las personas que le tienden una mano a estos animales saben que tendrán un amigo para siempre.

Facebook

La felicidad que encontró Pax puede dar esperanza para seguir cambiando la vida a otros perros en su situación. Comparte su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!