Un canguro le pide ayuda a un niño tras sufrir graves quemaduras por los incendios forestales

Muchos nos preguntamos ¿hasta cuándo el inclemente fuego va a seguir arrasando todo lo que encuentra su paso en Australia?

Los voluntarios no descansan y dedican sus fuerzas en tratar de controlar las llamas de los grandes incendios forestales que han devastado la vida silvestre en Australia.

Un sinfín de imágenes desgarradoras le han dado la vuelta al mundo mostrando la terrible realidad que están viviendo las zonas afectadas.

Esta historia nos muestra el momento en el que un canguro afectado por los incendios le pide ayuda a un niño tras sufrir grandes quemaduras en el cuerpo.

El adolescente no duda en refrescar al marsupial echando agua sobre las quemaduras visibles en el cuerpo del pobre animal.

Este pobre canguro es el reflejo de miles de millones de animales que han quedado atrapados en los peores incendios forestales de Australia que aún continúan ardiendo sin control.

Se estima que más de 500 millones de animales han perdido la vida mientras que otros están tratando de sobrevivir sin agua y sin alimento a medida que los incendios destruyen sus hábitats.

Tristemente muchos de estos animales han sido sacrificados por la gravedad de sus condiciones de salud.

Este niño hace todo lo posible para ayudar al pobre canguro, pero se desconoce su destino. La imagen fue tomada en Nueva Gales del Sur, donde se ha declarado el estado de emergencia.

Ciudades enteras han sido envueltas por las llamas de los incendios, y han sido reducidas a escombros. Las autoridades instan a las personas que habitan en las proximidades de los incendios forestales a evacuar sus hogares.

“Necesitamos que la gente se mantenga enfocada y no baje la guardia. Esto hay que tomarlo seriamente”, dijo Rob Rogers, el subcomisionado del Servicio Estatal de Bomberos Rurales.

Cientos de personas fueron llevadas a un lugar seguro después de que huyeron a una playa en Mallacoota tras la rápida propagación de los incendios forestales hacia la ciudad, y esperan ser trasladados.

Casas y propiedades han sido devastadas a lo largo y ancho de las 5.000.000 hectáreas en todo el país afectando la calidad del aire y volviendo oscuros los cielos del día.

El humo de Australia se puede ver tan lejos como desde los glaciares en Nueva Zelanda.

El gobierno aclaró que los incendios son considerados como un desastre natural y no como el resultado del cambio climático, esto en función de la dependencia de Australia del carbón y otros combustibles fósiles.

Los expertos meteorológicos informaron que se esperan lluvias muy pronto y esto podría representar una tregua para esta alarmante situación.

Deseamos que pronto acabe esta pesadilla ardiente para poder reconstruir las áreas afectadas y generar tranquilidad a los animales que han sido afectados.

Comparte el hermoso gesto de solidaridad que tuvo este niño con el canguro quemado, en medio de la tragedia surgen hermosas muestras de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!