Pequeño koala se cuela en un camión suplicando ayuda tras lograr escapar de los incendios

La vida de lo koalas está en peligro producto de los terribles incendios que han sacudido Australia en los últimos meses. El calor y las llamas hacen que salgan despavoridos de sus hábitats para salvarse, como le pasó a un pequeño koala, que desesperado por la sed se metió en un vehículo

En medio de llamas muchos animales luchan por escapar, pero no todos lo logran. La peor parte la han llevado los koalas, casi la mitad de su población ha sido diezmada. Y los que quedan están muy afectados por el excesivo calor y las heridas recibidas.

Las noticias a diario no son alentadoras y, a pesar de algunas lluvias caídas no se vislumbra un panorama muy optimista. Pero a pesar de tanta desolación, también aparecen noticias que de alguna forma alegran a las personas que viven los efectos de los incendios.

Una de ellas causó alegría y algo de consuelo entre los usuarios de las redes sociales, y fue compartida por Damian Campbell-Davys, un chofer de un camión cisterna.

El hombre tenía la responsabilidad de llevar agua para las personas afectadas por los incendios al pequeño pueblo de Nerriga, ubicado en Nueva Gales del Sur.

De repente, casi de la nada salió un curioso animalito que llamó de inmediato su atención. Estaba desorientado y deshidratado, buscaba desesperadamente ayuda en la mitad de la carretera.

Cuando se acercó se pudo dar cuenta de que se trataba de un precioso koala que salía de su escondite, debido a la sed que lo agobiaba.

El camionero se detuvo para prestarle ayuda al agitado marsupial y le puso el divertido nombre de «Tinny Arse», que en el lenguaje coloquial australiano significa «pequeño afortunado».

Lo tomó con sus brazos y lo levantó para darle un poco de agua, estaba tan sediento que pasó casi una hora ingiriendo el preciado líquido.

“Después de los horrores de ayer, me alegró el día. La población de koalas ha sido diezmada. Los canguros pueden saltar, pero los koalas no pueden escapar”, dijo el solidario hombre.

Tinny Arse, una vez que sintió cobijo cayó rendido en una reparadora siesta


El pequeño koala estaba feliz después de llenar su pancita de agua, sentía un gran alivio después de tanto calor a su alrededor. Damian lo llevó a una zona de recuperación, donde personal especializado se encargaría de su cuidado, mientras se pueda reubicar en un sitio seguro.

Una mirada dice más que mil palabras


Encontrar al indefenso animalito y poder ayudarlo, le dio una gran satisfacción al chofer, especialmente por las duras condiciones que les está tocando vivir en Australia.

“Las llamas no discriminan. Todos estamos conscientes de lo que está ocurriendo desde hace ya algunos días en Australia”, expresó el chofer.

Las fotografías de Damian con el animalito se han convertido en un bálsamo y refrigerio, que nos dan un espacio para la reflexión y descanso al corazón entre tantas imágenes de llamas devorando todo a su paso.

Comparte esta refrescante y tierna historia, con todos tus amigos y seres queridos, para aligerar un poco los duros momentos que hemos visto están viviendo los australianos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!