Perrita que sobrevivió 13 años en la calle se salva de ser sacrificada y necesita un hogar

Una perrita anciana estuvo a punto de ser sacrificada debido a su delicado estado de salud, pero la llegada de unos ángeles a su vida la salvan y su historia es muy diferente ahora.

Whitney es una peluda de entre 13 y 14 años que sufrió en carne propia la dureza de la vida en la calle, pero esta pequeña no desistió y luchó hasta que sus súplicas fueron escuchadas.

La perrita demostró la gallardía de la cual estaba hecha.Perrita

La problemática de los perros callejeros es bastante grave alrededor del mundo, aunque en algunos países sea más alarmante que en otros, y esta perrita era parte de las estadísticas. Whitney vagaba sola y hambrienta por calles estadounidense en el momento en que su vida se estaba agotando.

Enferma y sin aliento, la peluda se había resignado a morir, pero un grupo de rescate intervino.

Se trata de los chicos de This is Houston en Texas, quienes al verla no dudaron en rescatarla. La perrita estaba deshidratada y con lesiones en su piel a causa de las pulgas y garrapatas que habían invadido su cuerpo.

A causa de estas plagas, Whitney se encontraba con una anemia bastante avanzada y deshidratada. Además, había contraído una enfermedad parasitaria mortal: el gusano del corazón.

Los veterinarios tuvieron que ajustarle un tubo en su boca para lograr alimentarla, pero nadie sabía si sobreviviría.

Gran parte de la lucha estaba siendo librada por ella misma, pero no sabían si la chica tendría tantas fuerzas para soportar.

La perrita estaba sufriendo y sus probabilidades de sobrevivir mermaban, fue por ese motivo que en algún instante un auxiliar pensó en que lo mejor era aplicarle la eutanasia.

Un sacrificio justo para detener su dolor y, al menos, no exponerla más al sufrimiento que había padecido por tanto tiempo.

Los rescatistas presumen que esta perrita fue la mascota de alguien, pero no saben cuál fue la razón para que terminara en la calle; si se la habían robado, se perdió o simplemente había sido abandonada.

Ellos solo querían lo mejor para Whitney y esta pequeña les dejó claro que lo mejor era seguir luchando.

La perrita se aferraba a la vida y con su esfuerzo hizo imposible que le aplicaran la inyección.

Después de unos días la perrita logró alimentarse sin la ayuda del tubo, este fue retirado y lo mejor de todo es que Withney comenzó a superar la anemia que padecía.

Debido a lo complicado del caso, los voluntarios del refugio estaban pendientes de esta pequeña y han sido parte importante en su mejoría.

La perrita ha demostrado un cambio en el ánimo, ahora Whitney es más activa y alegre. Parece que la peluda entiende bien y valora los esfuerzos que hacen por ella, así que los voluntarios del refugio han decidido dar el siguiente paso en su historia.

Dado que ha demostrado mejoría, This is Houston hallaron un hogar temporal para la perrita.

Estos ángeles no pretenden deslindarse del caso, al contrario, están muy atentos, pues tristemente la enfermedad terminal de Whitney continúa acechando.

Nadie sabe cuánto tiempo más vivirá la perrita, pero al menos desean que sus días estén llenos del amor y la protección que siempre mereció.

Con el esfuerzo de todos esta pequeña saldrá adelante.

Esta chica pasó por situaciones muy difíciles al verse enferma y sin hogar, las calles no son refugio para nadie y menos para estas criaturas que no pueden hablar o defenderse.

Pero esta peluda resultó tener mucha valentía y coraje en su corazón que, aunque enfermo, aún quiere aferrarse a la vida. Y qué mejor manera de hacerlo que al cuidado de los ángeles que han cambiado su historia.

Whitney tuvo el cambio que merecía para su vida y por eso aplaudimos a los voluntarios de esta organización que se dedican a ayudar a los más indefensos.