Perrita abandonada en un refugio se transforma por completo al conocer a su nuevo hermano humano

Es bien conocido que son muchos los animalitos abandonados en los  refugios dejados  a merced de las personas que laboran en las distintas instituciones para ofrecerles mejor calidad de vida. Lola es una de esas perritas de las que poco se sabe sobre su pasado, solo que en los últimos años ha estado en distintos refugios después  que su dueño la abandonara porque no podía dar más crías.

La hermosa Lola es una mezcla de pit bull con bulldog.

La dulce Lola ya había perdido toda posibilidad de pasar el resto de su vida con una familia que la amara de verdad cuando una angelito apareció para cambiar su destino, Tricia Carter llegó al refugio,  se enteró de la perrita después que una amiga le mostraba algunas fotos.

Carter confiesa que después de haber perdido a su primer perrito difícilmente otra mascota ocuparía su lugar, pero algo en las fotos de Lola la hizo cambiar de idea, así que rápidamente se acercó al refugio.

 La antigua perrita de Carter era de la misma mezcla de Lola.

Cuando Lola salió al encuentro de Carter parecía cansada, pero en medio de su agotamiento reflejaba ser una perrita  muy dulce y tranquila que solo quería un hogar que le diera todo el amor que ella merecía. Carter quería llevársela a casa, pero antes debía asegurarse que se llevara bien con su hijo adolescente, así que fue a buscarlo y dos horas después regresó.

El encuentro se dio de manera mágica y la transformación de Lola fue total.

Cuando Carter entró con su hijo nadie sabía cómo reaccionaría la perrita, pero su comportamiento sorprendió no solo a Carter sino a todos en el refugio, cuando Lola vio al joven parecía que había visto a la persona que siempre había esperado para su rescate.

«En el momento en  que lo miró a los ojos, ambos se enamoraron. Ella tenía la sonrisa más grande y no ha desaparecido desde entonces”.

Ante tan bella escena Carter inmediatamente hizo oficial la adopción y se fue a casa con el nuevo miembro de la familia. Durante el viaje, Lola solo sonreía como indicando que por fin había encontrado el amor de su vida. Al llegar a su  nuevo hogar Lola no dejaba solo al hijo de Carter, incluso encontró en la cama del joven el mejor lugar para tener dulces sueños.

Lola solo tenía amor para dar.

Después de todo, la dulce perrita encontró su persona favorita en el mundo, le encanta jugar con los otros perros de la familia y que el hijo de Carter la consienta. Aunque desconocemos el pasado de Lola, lo importante es que su presente está lleno de alegría.

Comparte esta historia para que las personas se motiven a promover causas justas y más perritos puedan tener una nueva oportunidad como la dulce Lola.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!